Los bancos asiáticos quieren entrar fuerte a México; en el último año y medio, han sido autorizados tres: el Industrial and Commercial Bank of China (ICBC); el Shinhan de Corea del Sur, y el japonés Mizuho. Éstos estarían iniciando operaciones formales este mismo 2016 y se suman al Bank of Tokyo-Mitsubishi, que lleva ya tiempo en el país.

De acuerdo con especialistas, el interés de entidades financieras asiáticas por incursionar en el mercado mexicano se debe a las oportunidades de negocio que hay, derivado de las llamadas reformas estructurales, y atenderían, en un inicio, a las empresas de esos países que tienen proyectado realizar inversiones aquí, para después atender otros sectores. Pero además, dicen, generará una mayor competencia.

México va a seguir siendo muy atractivo por una razón muy obvia: la vinculación comercial, económica y social, en algunos sectores más que en otros , afirma Oliver Ambia, catedrático del Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe.

Con él coincide Jorge Sánchez, economista de la Fundación de Estudios Financieros, quien destaca que la llegada de más bancos a México es una señal de que el país va por el camino adecuado a pesar de la volatilidad internacional. Estos bancos ven buena oportunidad de hacer negocios en nuestro país .

Los especialistas coinciden en que, en una primera etapa, estas instituciones asiáticas atenderán la necesidad de servicios financieros de las empresas, principalmente originarias de sus respectivos países, que invierten en México, y después, quizá, atiendan a las familias.

Cifras de Proméxico refieren que Japón es uno de los países con mayor Inversión Extranjera Directa en el país, con 8.2% del total. Los sectores en los que más participa son el automotriz y electrónico; mientras que Corea tiene alrededor de 5% en rubros como electrónica y telecomunicaciones, y China, apenas 0.2% en sectores de telecomunicaciones y manufacturas.

Mayor competencia

Los especialistas coinciden en que la llegada de nuevos bancos extranjeros traerá más competencia al sistema financiero mexicano, el cual hoy está dominado por dos españoles, un estadounidense, un canadiense, un británico y dos mexicanos. BBVA Bancomer, Santander, Banamex, Scotiabank, HSBC, Banorte e Inbursa tienen hoy día 80% de los activos totales.

Va a implicar más competencia al sector bancario, ya que es un sector que compite bastante. Dada la estabilidad macroeconómica, es un atractivo para la llegada de nuevas inversiones y nuevos bancos , refiere Sánchez Tello.

Los tres

La autorización del chino ICBC fue publicada a finales del 2014 en el Diario Oficial de la Federación y se plantea que inicie operaciones este año. Se trata del banco más grande del mundo, con alrededor de 3.4 billones de dólares en activos, y tiene presencia multinacional. Ofrecerá financiamientos corporativos y al comercio internacional, además de compra y venta de divisas. Se enfoca principalmente a energía, telecomunicaciones, automotriz y manufactura.

En agosto del 2015, se anunció la autorización por parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores al surcoreano Shinhan Bank. Ofrecerá productos y servicios financieros a las cadenas de valor generadas e impulsadas por las empresas coreanas que operan en el país, principalmente en las industrias automotriz, acero y electrónica, además de que ofrecerá financiamiento automotriz a personas físicas.

En diciembre, la CNBV anunció la autorización al japonés Mizuho Bank para operar en México a partir del 2016. En su primer año, ofrecerá productos y servicios financieros a empresas principalmente del sector automotriz y manufacturero, a partir del segundo ampliará su cobertura a empresas de otros sectores tanto privados como públicos. Mizuho Bank es el tercero más grande del sistema financiero japonés.