Los bajos precios del petróleo, la desaceleración económica mundial y una depreciación cambiaria complican el panorama para los inversionistas. Para generar más recursos se debe mejorar el esquema fiscal de repatriación de capitales para personas físicas, planteó Luis Sánchez, vicepresidente fiscal del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP).

Argumentó que el esquema de repatriación de capitales aprobado en la Miscelánea Fiscal del 2016 puede resultar poco atractivo para los contribuyentes ante los escenarios actuales.

Quizá la pregunta debería ser si la intención es apoyar a la economía con la intención de regresar estos capitales al país o de que los contribuyentes que no han cumplido con sus obligaciones fiscales por estos conceptos se regularicen , añadió en conferencia de prensa.

El gremio de la contaduría pública del país exhortó a las autoridades fiscales a mejorar el esquema; hacerlo más sencillo.

El esquema de repatriación de capitales aplica a personas físicas y morales residentes en México que hayan obtenido ingresos provenientes de inversiones directas e indirectas que se mantuvieron en el extranjero hasta el 31 de diciembre del 2014.

Quedarán comprendidos dentro del beneficio los ingresos y las inversiones mantenidas en el extranjero que se retornen al país, siempre y cuando cumplan con una serie de requisitos. De acuerdo con la Secretaría de Hacienda, las reglas se tienen que dar a conocer en este mes.

Sánchez explicó que, dentro de los requisitos a cumplir, se ha venido discutiendo tanto los formatos, la información y la mecánica de cálculo para llevar a cabo la citada regularización.

La autoridad ha hecho un trabajo interesante tratando de diseñar el mecanismo de retorno de las cantidades a regularizar, así como los formularios correspondientes, pero (...) el mecanismo puede resultar poco atractivo para los contribuyentes ante los escenarios actuales , añadió.

Dentro de los factores que hacen poco atractivo al esquema, el especialista mencionó que son limitados los beneficios económicos derivados de una eventual regularización, así como el hecho de que no exista el anonimato.

O peor que lo anterior, agregó, es la posibilidad de que los contribuyentes que se adhieran a este programa puedan ser incluidos en las listas que publica la autoridad fiscal como beneficiarios de un programa de condonación.

Para mejorar el esquema, la autoridad tiene que definir bien su objetivo, si es para reactivar la economía, definitivamente no es el camino. Si es un tema de regularización, se debe trabajar, insisto, en simplificar las reglas y el formato , manifestó.

Depreciación del peso ayudará

Guillermo Barnes, asesor del IMCP, comentó que en la actualidad las empresas (contribuyentes) deben aprovechar la oportunidad de contar con un tipo de cambio alto el dólar cotiza por arriba de 18.90 pesos para invertir en pesos en términos de planta y equipo.

Con la depreciación del peso, los inversionistas extranjeros, añadió, cuentan con una gran oportunidad de invertir en un país donde se está previendo estabilidad de América Latina, sobre todo de la industria automotriz.

En los últimos meses, añadió, el alza de la cotización del tipo de cambio, de 13 a más de 18 pesos, ha sido traumática para las empresas y la gente, pero (...) México está mejor preparado que otros países emergentes para afrontar la volatilidad y desaceleración mundial .

La depreciación real del peso va a generar un auge real en la Inversión Extranjera Directa (IED) en nuestro país en este año. México tiene elementos de fortaleza que brindan confianza a los inversionista , finalizó.

karla.gomez@eleconomista.mx