Los bancos y las agencias gubernamentales de vivienda dominan el mercado hipotecario en México, pues las empresas privadas todavía continúan con problemas tras la crisis global, afirmó Standard & PoorÆs (S&P).

Expone en un artículo que el financiamiento hipotecario en México mantuvo un desempeño relativamente adecuado durante la reciente crisis económica mundial y ahora podría aprovechar las mejores condiciones para lograr un crecimiento de doble dígito.

No obstante, lo anterior sólo será tomando en cuenta a los bancos y agencias gubernamentales de vivienda que dominan el mercado, pues las hipotecarias privadas se vieron muy afectadas durante la crisis y en la actualidad tienen una menor participación en el sector.

La calificadora internacional de riesgo crediticio destaca que el mercado hipotecario mexicano todavía presenta amplias oportunidades, debido a que tanto el déficit de vivienda como las aspiraciones de tener una casa se mantienen relativamente altos.

Sin embargo, advierte, la mayoría de la población que necesita una vivienda se encuentra en la economía informal, segmento considerado de riesgo.

S&P destaca que para los grandes bancos y para el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), la adecuada calidad de activos y el crecimiento sostenido han sido la norma en los últimos tres años, incluso durante la crisis económica y pese a sus efectos negativos sobre empleo, fondeo y demanda de créditos.

"Estimamos que los bancos y el Infonavit tendrán un crecimiento moderado en el financiamiento hipotecario residencial en 2011, de alrededor de 12%. Las hipotecarias privadas, en contraste, no se han desempeñado tan bien y probablemente tampoco prosperarán este año", expone el reporte.

apr