Cifras del Banco de México (Banxico) refieren que al cierre del 2017 había vigentes un total de 32.7 millones de tarjetas de crédito. A decir de Juan Parma, director general adjunto de Banca de Consumo de HSBC México, actualmente este banco de origen británico tiene en promedio 10% del mercado de crédito al consumo, y un poco menos de ese porcentaje en tarjeta de crédito.

“Hoy tenemos una cuota de mercado promedio de 10% tomando los distintos productos (de consumo); en tarjeta de crédito estamos por debajo de esa cuota”, explicó.

HSBC México lanzó este miércoles su nueva tarjeta de crédito 2NOW, con la que devuelve al instante 2% del valor de todas las compras realizadas. Este porcentaje está limitado a 50,000 pesos de facturación mensual.

A decir del banco, una encuesta realizada a 1,800 usuarios reveló que la mayoría prefiere obtener un beneficio económico inmediato relacionado con el volumen de actividad que realizan, por encima de atributos relacionados con la tasa de interés y el cobro de la anualidad.

“En esta etapa de transformación, HSBC busca ampliar su participación de mercado en el segmento de tarjetas de crédito este año. El desarrollo de productos novedosos que permitan el uso eficiente de nuestros clientes forma parte de la estrategia de este 2018”, expuso el directivo.

Añadió que esta tarjeta está pensada en un segmento que gane hasta 80,000 pesos mensuales. Otros productos que HSBC tiene hoy en el mercado de tarjetas de crédito para competir son: la básica, clásica, oro, platinum y Premier World Elite. Además, se puede tener el control de estas desde una aplicación para celular.

De los 300,000 millones de pesos que conforman en la actualidad la cartera de crédito de HSBC México, una tercera parte, alrededor de 100,000 millones, son de portafolio al consumo.

Cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) indican que, en el 2017, la cartera de la tarjeta de crédito registró un crecimiento anual de 8.4% dentro de la banca en México, y alcanzó un saldo de 386,000 millones de pesos.

Juan Parma estima que en el 2018 el mercado de la tarjeta de crédito se va a normalizar.

“Puede ser una leve desaceleración contra un crecimiento de tarjetas que estaba en los dos dígitos en años anteriores, pero sigue siendo un crecimiento interesante, decente, por encima de la inflación en un negocio que sigue creciendo en un entorno de tasas altas”, detalló.

ALZA DE TASAS NO HA AFECTADO DEMANDA DE PLÁSTICOS

El director de Banca de Consumo de HSBC México afirmó que, aunque por el alza de tasas por parte del Banco de México (Banxico) en los últimos años sí ha habido movimientos marginales en las tarjetas, esto no ha afectado de forma sensible la demanda de este producto financiero.

“Sí ha habido movimientos marginales, pero no nos parece que sean movimientos tan significativos para afectar en forma sensible la demanda de un producto como la tarjeta de crédito, porque es un medio de pago y el cliente tiene la opción de financiar en meses sin intereses, que siguen muy vigentes en el mercado”, señaló.