La inflación en México se mantendrá alta durante 2013, debido a la continuación de la actual política de implementar un incremento mensual al precio de la gasolina, estimó BofA Merrill Lynch Global Research (BofAML).

El economista en Jefe para México de BofAML, Carlos Capistrán, informó que la institución financiera prevé que la inflación oscilará entre 3.5 y 4.5% durante 2013, para cerrar el año cerca de 4.0 por ciento.

"El factor más importante que mantendrá la inflación alta en 2013 será una continuación de la actual política sobre el precio gasolina", consideró en el reporte "Perspectivas 2013: México".

Expuso que la brecha contra los precios internacionales de la gasolina sigue siendo amplia y el subsidio a este combustible en México representa alrededor de 1.3% del Producto Interno Bruto (PIB).

"Como resultado, creemos que la nueva administración aumentará sus recursos manteniendo la política de implementar un incremento mensual de alrededor de nueve centavos, o incluso aumentando ese ritmo", anticipó.

Esta última posibilidad es la que BofAML ha incorporado a sus proyecciones de inflación 2013, debido a que el efecto es importante, pues la gasolina tiene un peso de 4.2% en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC).

Por otra parte, Capistrán apuntó que aunque los efectos de la gripe aviar (2012) y la sequía en México (2011) se disipan, la presión sobre los precios de los alimentos es un factor más global que local.

Por ello, consideró que los altos precios internacionales de las materias primas y la sequía de Estados Unidos elevarán los precios de los alimentos, particularmente en el caso de aquellos productos que tienen algún grano como insumo.

Capistrán señaló que aunque la apreciación del peso mexicano durante el año ayudará a atenuar las presiones sobre los precios domésticos, los riesgos son al alza.

Aunque es probable que la inflación se mantenga alta durante 2013, BofAML prevé que el Banco de México (Banxico) mantendrá la tasa de interés de referencia en 4.5 durante todo el año, pero habría riesgo de alza en el segundo semestre.

Reiteró que la economía mexicana atraviesa un "bache económico" que seguirá presente en la primera mitad de 2013, con un segundo semestre más fuerte, por lo que BofAML anticipa un crecimiento de 2.8% para todo el año, desde 3.7% en 2012.

En este escenario base, la firma estima que Estados Unidos crecerá 1.5% en 2013, afectado por el "precipicio fiscal", pero si resuelve de manera favorable este problema y logra un crecer arriba de 2.0%, México crecería alrededor de 3.5 por ciento.

Capistrán ratificó que 2013 se distinguirá por la discusión y posible aprobación de reformas significativas en materia fiscal y energética, las cuales elevarían el crecimiento potencial de la economía mexicana.

klm