Fueron 362 y no 500 los empleados que salieron tras la fusión de Interacciones con Banorte, precisó Marcos Ramírez Miguel, director general del grupo financiero regiomontano.

En conferencia, en la que dieron a conocer los resultados del grupo para el cierre del primer semestre, el director del banco destacó que hoy emplean a 28,500 personas y el recorte ya estaba previsto desde que se anunció la fusión, pues se duplicaban algunas funciones.

“Había mucho que se tenía que reducir y una era la economía de escala”, puntualizó. Las personas que salieron pertenecían a Grupo Financiero Interacciones, donde había alrededor de 1,100 trabajadores.

No obstante, el banquero indicó que si la institución sigue creciendo y consolidándose como el segundo grupo financiero del país, en un futuro volverán a contratar personal.

Agregó que, tras la fusión, hay sinergias, pero no ven desinversiones de activos, además de que el grupo está creciendo en otras áreas.

“(En un futuro) seguiremos contratando personas y seguiremos creciendo. Tenemos proyectos importantes de tecnología y esperamos que sigan”, dijo.

El banco contextualizó que en los últimos tres años salieron de Banorte 2,300 empleados, pero fueron contratados 2,800 en el mismo lapso.

Sin problema por austeridad

Marcos Ramírez aseguró que en Banorte no ven un problema de impago o menos créditos tras el anuncio del nuevo gobierno, que entra en funciones en diciembre próximo, de reducir la burocracia y bajar los sueldos de los altos mandos, pues el banco mayoritariamente atiende, en este caso, a funcionarios de menores ingresos que no están contemplados en el plan de austeridad.

En cuanto a la desaparición de los seguros para funcionarios, el banco aclaró que no tiene participación en las pólizas que pretenden desaparecer, y que por el contrario, ven un nicho de oportunidad para que los burócratas que se queden sin ese beneficio contraten con el banco seguros similares.

“Las nóminas que tenemos están con un margen que nos sentimos tranquilos, nos vamos a adaptar y con base en eso daremos los nuevos créditos en el futuro”, precisó el director.

Carlos Rojo se incorpora a Banorte

En la conferencia se dio a conocer que Carlos Rojo Macedo, quien fuera director de Interacciones, se incorporó como director general de infraestructura y desarrollo de proyectos de Banorte. Mientras que Tamara Caballero, también exdirectora corporativa de Interacciones, se suma como directora general adjunta de promoción.

Rojo explicó que de lo que se trata es de darle continuidad al proceso que se venía dando en Interacciones, pero potenciándolo con la cobertura nacional y los productos de Banorte.

Destacó que se abre una oportunidad mayor de negocio en financiamiento a infraestructura, dado que el gobierno entrante ha hecho anuncios importantes en este rubro, hasta por 500,000 millones de pesos en siete proyectos. “Creemos que vienen muy buenos días para esta banca”, enfatizó.

Carlos Hank, presidente de Banorte, mencionó hace unos días en entrevista que aprovecharán los proyectos de la próxima administración, para trabajar de la mano en impulsar la infraestructura que el país requiere.

Gabriel Casillas, economista de Banorte, expresó, por su parte, que la nueva administración ha sido bien recibida por los mercados, por lo que el grupo mantiene su estimación de crecimiento de la economía en 2.5% para este año.