La agencia Fitch Ratings ratificó las calificaciones nacionales de riesgo de largo y corto plazo de la sociedad financiera de objeto múltiple, Financiera Independencia, en A-(mex) y F2 (mex) , respectivamente; asimismo, confirmó las evaluaciones internacionales de largo plazo ( BB- ) y corto plazo ( B ).

La calificadora explicó en un comunicado que la afirmación de las calificaciones de la financiera se fundamenta en su sólida franquicia de negocio en el sector de consumo y en su adecuada posición de fondeo y liquidez .

Sin embargo, indicó que las calificaciones continúan limitadas por las ajustadas razones de capital de la institución. Financiera Independencia no ha logrado compensar el crédito mercantil generado por las adquisiciones de Apoyo Económico Familiar y Financiera Finsol .

En opinión de la calificadora, el crecimiento proyectado de sus subsidiarias (Apoyo Económico Familiar, Apoyo Financiero y Finsol Brasil) podría empujar las utilidades de Financiera Independencia en un futuro, aunque la mayor competencia en el sector podría limitar la rapidez de la recuperación.

En el reporte, Fitch destaca que las calificaciones de Financiera Independencia podrían bajar si su rentabilidad operativa sobre activos se debilita por debajo de 2%, si los créditos castigados tienen un incremento inesperado por encima de 20% de su portafolio, así como si la razón de capital tangible cae por debajo de 12 por ciento. Una baja en las calificaciones también podría provenir de un cambio negativo en el perfil de fondeo .

Fitch reconoce que Financiera Independencia es una de las principales compañías en el sector de créditos personales quirografarios. Ha expandido su presencia geográfica y hacia el nicho de préstamos grupales, principalmente a través de adquisiciones .