En su última reunión de política monetaria del año, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) decidió incrementar en 45,000 millones de dólares mensuales la recompra de activos y ligar sus instrumentos de política monetaria al desempeño del mercado laboral.

El Comité de Mercado Abierto de la Fed anunció que ampliaría la recompra de activos en 45,000 millones de dólares hasta que la tasa de desempleo descienda sustancialmente y puso una meta específica: 6.5 por ciento.

En conferencia de prensa posterior a la decisión, el presidente del banco central, Ben Bernanke, dijo que si bien en los últimos dos años el mercado laboral ha mejorado considerablemente, aún se encuentra débil.

La Fed mantuvo la tasa de interés entre 0 y 0.25%, mínimos históricos desde hace cuatro años. La ampliación del QE3, como la llamó el propio Bernanke, llegó ante el fin de la Operación Twist.

El banquero central reiteró que las tasas de interés se mantendrán bajas al menos hasta mediados del 2015, cuando espera que la tasa de desempleo alcance 6.5 por ciento. En noviembre pasado, la tasa descendió a 7.7%, recuperando niveles de finales del 2008.

PRECIPICIO FISCAL, ?EL MAYOR RIESGO: BERNANKE

De acuerdo con Bernanke, uno de los mayores riesgos por ahora es el precipicio fiscal y reconoció que hay poco que hacer para contener su impacto sobre la economía en lo que toca a la política monetaria.

Si se permite que llegue el precipicio fiscal y se mantiene durante algún periodo, podría tener un efecto muy negativo en la contratación, el empleo, los salarios, la actividad económica, la inversión y, por supuesto, las consecuencias se sentirán en todo el mundo , puntualizó Bernanke.

El banquero dijo que la política monetaria no podrá compensar el impacto que tendrá el precipicio sobre la economía, aunque no descartó incrementar el monto de la recompra de activos.

[email protected]