La aseguradora Sura espera cerrar este año con buenos resultados e, incluso, por encima del promedio del mercado asegurador, pese a la crisis sanitaria que se vive a nivel mundial por el Covid-19.

Juana Francisca Llano, presidenta de Suramericana indicó, en entrevista, que prevén un crecimiento entre 7 y 8% este año, es decir por encima de lo previsto por la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) de 5.3 por ciento. “Venimos muy bien, pero hay mucha incertidumbre por la crisis del Covid-19. Creemos que podemos crecer entre 7 y 8%, lo cual sería bastante positivo teniendo en cuenta los impactos que ha causado la pandemia”.

Para la región latinoamericana, en general, la aseguradora espera una expansión anual de 3 por ciento. 

Ante la situación actual, la aseguradora decidió extender la cobertura de sus pólizas para cubrir los riesgos a los que la gente se enfrenta con la llamada “nueva normalidad”. Por ejemplo, en las pólizas empresariales ahora se cubre el equipo de cómputo en casa de los trabajadores que han tenido que laborar de vía remota, mientras que en las pólizas de accidentes escolares ahora se cubre a los alumnos contra siniestros que pueden ocurrir dentro de su hogar.

Añadió que, ante la situación, el sector asegurador se vio forzado a digitalizar de manera rápida sus procesos para poder atender a sus clientes de manera remota y cuidar de sus colaboradores. En este sentido, detalló que la aseguradora tuvo que adaptar, en aproximadamente dos semanas, su negocio a un trabajo remoto, ahora sólo 10% de los trabajadores laboran de manera presencial.

“El sector y la industria han respondido transformando muchos de sus procesos, digitalizando sus procesos físicos como las inspecciones, evaluaciones y emisiones de las pólizas”.

La presidenta de Suramericana refirió que ante la segmentación por edad de los asegurados de la compañía, Sura ha optado por fortalecer los canales telefónicos y las visitas domiciliarias en caso de que alguno de los usuarios necesite de una asesoría más personal.

“No hemos sentido una gran dificultad en la relación con los clientes. No ha sido un tema de discusión grande en la compañía. Si es necesario las asistencias domiciliarias, vamos hacia las casas de los asegurados”.