Mientras los banqueros buscan que se elimine el requisito de cotizar en la Bolsa de valores si quieren que sus obligaciones subordinadas sean tomadas en cuenta como capital dentro de las reglas de Basilea III, existen nuevos análisis que consideran como prioritarios considerar el tamaño de los bancos y la oportunidad de la aplicación de las nuevas reglas en México.

De acuerdo con la Unión de Instituciones Financieras Mexicanas (Unifim), Basilea III conforma un esquema de regulación con un fuerte efecto en el sistema financiero, ya que tiene que ver con la operación de los bancos.

Ese efecto proviene, esencialmente, de la definición de los activos ponderados por riesgos que se pueden mantener en el balance y repercute en el tipo de transacciones que se pueden hacer. Esto tiende a reducir de modo significativo la liquidez , consideró la Unifim.

Las nuevas reglas de Basilea III se promulgaron en el Diario Oficial hace dos semanas, donde se establece que para que las obligaciones subordinadas cuenten como capital de los bancos, éstas deben ser con opción a convertirse en acciones y cotizar en la Bolsa, por lo que las instituciones tendrían que listarse en la Bolsa Mexicana de Valores.

Estaremos reuniéndonos con la autoridad en enero, para ver la posibilidad de eliminar este requisito. Tenemos tiempo para plantearlo, ya que la nueva regla se aplicará hasta dentro de nueve meses , dijo Jaime Ruiz Sacristán, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM).

De acuerdo con estimados de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el impacto en los bancos radicados en México de Basilea III sería de no más de dos puntos en su nivel de capitalización, el cual quedaría en 12% en promedio para el sector, mientras que la liquidez no tendría afectación alguna, ya que no son reglas aplicables a este rubro.

Sin embargo, un análisis de la misma institución recomienda que hay que tomar en cuenta la heterogeneidad de los bancos en México en el momento de aplicar este tipo de reglas, ya que el impacto puede ser diferenciado también.

Ese tipo de reglas no afectan a todos los bancos de igual manera. Sus efectos van a sentirse en unas partes de la industria sin que necesariamente afecten a todos los clientes de todos los bancos , consideró Pablo Peña, director general de Estudios Económicos de la CNBV.

De acuerdo con un estudio, el especialista dijo que se debe considerar las afectaciones de acuerdo con el sector del mercado al que atiende cada banco, ya que de ello dependerá si se afecta o no a la institución y a los clientes.