Derivado de los efectos económicos de la pandemia del Covid-19, la colocación de crédito en general, ha caído desde hace ya un año en el país. Pero el monto de los financiamientos otorgados, también ha mostrado una reducción importante, al menos, en los créditos personales que forman parte de la cartera de consumo.

De acuerdo con los Indicadores básicos de créditos personales dados a conocer por el Banco de México (Banxico), entre marzo del 2020 y febrero del 2021 se otorgaron 6.6 millones, con un saldo total de 67,000 millones de pesos. El monto promedio de este tipo de financiamientos fue de 12,500 pesos en el periodo, una reducción de 28.2% respecto a 16,700 pesos, promedio, de marzo del 2019 a febrero del 2020.

El documento del banco central precisa que el monto por debajo del cual se otorgó 95% de los créditos personales en dicho periodo, disminuyó al pasar de 58,000 a 32,000 pesos. “Estas reducciones en los montos promedio se deben, principalmente, a que algunas instituciones con montos promedio mayor a 100,000 pesos, redujeron el número de éstos”.

No obstante, puntualiza, la mitad de los créditos se otorgó por un monto original menor o igual a 4,500 pesos, lo que indica que parte importante de este tipo de préstamos, son de montos menores.

El reporte del Banxico detalla que entre marzo del 2020 y febrero del 2021, algunos de los bancos que redujeron el monto promedio de los créditos personales fueron HSBC con una disminución de 2.2% y Santander con casi 30 por ciento. No obstante, cabe precisar que en estos bancos el monto promedio por crédito de este tipo es de los más altos con 118,445 pesos, para el primero y 211,098 para el segundo.

BanCoppel fue otro banco que disminuyó, éste en 10.5%, el monto promedio de los créditos personales. Aquí fue de alrededor de 9,600 pesos el financiamiento promedio.

Tasa de interés, con aumento

Pero a la par, la tasa de interés promedio de los créditos personales aumentó de 38.5% de marzo del 2019 a febrero del 2020, a 43.3% en el lapso comprendido entre marzo del 2020 y febrero del 2021.

El informe del Banxico destaca que mientras menor es el monto del préstamo y menor el plazo, la tasa de interés es más alta y puede superar 60 por ciento.

Así, en créditos con un importe menor a los 5,000 pesos (3.5 millones de créditos) la tasa promedio fue de 63.2%; mientras que en los colocados en un rango de entre 5,000 y 30,000 pesos (2.7 millones de créditos) de 58.8%, y en los de un importe mayor a 30,000 pesos (349,376), el interés promedio fue de 29.2 por ciento.

Al segmentar la cartera comparable respecto a los plazos, las tasas de interés promedio disminuyen conforme éstos aumentan.

“La tasa promedio ponderado de créditos personales con plazo mayor a 18 meses (41.5%) fue 22 puntos porcentuales menor que la de los créditos con plazos de hasta 1 mes (63.4 por ciento).  Del saldo de crédito, 91.3% se otorgó a plazos mayores a 18 meses”, refiere el Banxico.

Disminución de 14% en el saldo

El reporte del banco central destaca que en febrero del 2021, hubo una reducción generalizada en el saldo del crédito al consumo, y que en el caso de los personales, éste disminuyó 13.9% en términos reales, respecto al mismo mes del 2020. Los préstamos personales representaron 17.6% de la cartera total de crédito al consumo de la banca múltiple.

En cuanto al Índice de Morosidad (Imor) en este portafolio, registró una tendencia descendente entre mayo y octubre del 2020 (por los programas de apoyo), y a partir de ese mes se revirtió para quedar en febrero pasado en 7.4 por ciento.

Un crédito personal es un tipo de préstamo otorgado por las instituciones financieras reguladas a cualquier persona física. Generalmente no requiere alguna garantía; el plazo de vigencia se establece en el momento de su contratación y la tasa pactada es fija.

Al no ser un préstamo con garantía, y al no existir una fuente de pago asociada, el riesgo de crédito suele ser de los más elevados dentro de la cartera crediticia de los bancos.

eduardo.juarez@eleconomista.mx