Para marzo próximo, los casi 4,900 acreedores de Ficrea, de los cuales la mayoría es defraudada, recibirían un cuarto pago dentro del proceso del concurso mercantil de esta empresa que operaba como sociedad financiera popular (sofipo) y que defraudó a más de 6,800 personas.

De acuerdo con uno de los interventores del proceso del concurso mercantil, Fernando González Santillana, el próximo pago se daría durante los primeros 15 días de marzo y provendría de la cartera recuperada, así como de la venta de algunos bienes inmuebles.

“Este pago, que está programado para marzo, estaría conformado por la recuperación de cartera de Ficrea en posesión de Nacional Financiera, por la recuperación directa de la cartera manejada por la sindicatura y por la venta de bienes inmuebles”, comentó en entrevista el interventor.

González Santillana detalló que, de acuerdo con lo previsto, el próximo pago significaría un desembolso de poco más de 200 millones de pesos, es decir, 3% de la deuda de Ficrea con los 4,900 acreedores, que equivale a un monto cercano a los 6,000 millones de pesos.

De entregar 3% de lo que se les adeuda a los acreedores, éstos habrán recibido 19% de la deuda que tiene Ficrea con ellos durante este proceso del concurso mercantil, que inició desde finales del 2015.

“Estaríamos alcanzando algo por encima de 3% (...) poco más de 200 millones de pesos”, comentó el interventor y agregó que la cantidad depende del cumplimiento de los convenios que se han establecido en el marco de la recuperación de las carteras de Ficrea.

son 80 MILLONES QUE NO SE HAN COBRADO

González Santillana afirmó que desde que se iniciaron los pagos a los acreedores, en mayo del 2016, ha habido cheques que no se han podido cobrar debido a que los involucrados no han pasado a recogerlos con el interventor Javier Navarro-Velasco.

“Es una situación extraña porque tenemos 80 millones de pesos de gente que no ha pasado a cobrar el dinero, ya sea del primer pago o de los tres pagos. Se ha publicado esa lista de toda esa gente con la esperanza de que se enteren que ese dinero está a su disposición y que deben pasar a solicitar que se expidan los cheques a su favor”, acotó el interventor.

Respecto a las 91 obras de arte en poder de la sindicatura, las cuales fueron valuadas, González Santillana añadió que se analiza el monto que arrojó su valuación, estimado en 768,600 pesos, pues posiblemente tengan un mayor valor.

“Un especialista valuador ya llevó a cabo esa valuación y ya la entregó, pero está sujeta al análisis porque dentro de ese lote de obras que presumiblemente son de autores reconocidos (...) nosotros estimamos que podrían estar mal valuadas, estar por encima del valor que se arrojó”, indicó González Santillana.

El interventor precisó que si bien muchas de esas 91 obras ya valuadas son artículos decorativos de oficina, otras  podrían arrojar un valor mucho mayor debido a que sí son consideradas obras de arte atribuidas a autores como Leonora Carrington, Francisco Toledo, David Alfaro Siqueiros, entre otros.

“Estaríamos estudiando esa valuación total, ese lote y sujetando a una nueva valuación a aquellos bienes que nosotros supondríamos tener un valor mucho mayor”, comentó el interventor y añadió que difícilmente estas obras sean parte del cuarto pago que próximamente se dará a los afectados.

Según el interventor, la forma de venta de estas obras sería por medio de una subasta que realice una casa especializada. “No podremos vender esas obras por debajo del precio que han sido valuadas”.

METERÁN PRESIÓN EN LA CORTE

Ayer por la tarde cerca de 70 afectados por este fraude se manifestaron a las afueras de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) con la finalidad de exigir justicia en su caso, pues el próximo miércoles se resolverá en esta instancia la demanda por daño patrimonial en contra del estado que impusieron alrededor de 1,500 defraudados representados por el abogado Fauzi Hamdan. Se espera que hoy el abogado ofrezca más detalles al respecto.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx