Derivado de la segunda evaluación de desempeño de la banca que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) realizó en el 2016 a este sector en México, tres bancos tuvieron un resultado insatisfactorio. Se trata del alemán Deutsche Bank, el mexicano InvestaBank y el suizo UBS.

Estas tres instituciones presentan a la fecha situaciones relevantes, dado que el primero está en proceso de venta de sus activos precisamente a InvestaBank, mismo que a su vez ha tenido problemas de capital (al parecer ya resueltos), además de que fue protagonista de un escándalo a finales del 2016, cuando uno de sus principales accionistas (ahora exaccionista) fue detenido en Estados Unidos por presunto lavado de dinero. En el caso de UBS, se sabe que está en un proceso de migración de su negocio en México.

En el 2016, empero, se incrementó el número de bancos que mostró un desempeño insatisfactorio, de acuerdo con los parámetros de la SHCP, pues en la primera evaluación en el 2015, sólo Dondé Banco obtuvo ese resultado, aunque como era una entidad con menos de cinco años de operación como tal, no tenía la obligación de cumplir con ese requisito. En la reciente evaluación ya no se ubicó en esa categoría.

La SHCP sólo aplica la evaluación de desempeño a los bancos que tienen más de cinco años de operación, a los que tienen menos de ese tiempo, sólo los considera para efectos indicativos y de seguimiento.

El ejercicio se realiza conforme a lo establecido por la reforma financiera del 2014, con una periodicidad anual y los resultados se dan a conocer al cierre de julio del año posterior a la evaluación.

De acuerdo con los lineamientos, se considera para la evaluación un índice que incluye temas como grado de intermediación financiera de la entidad (cartera, morosidad y captación), de infraestructura (sucursales y productos), la calidad de los servicios, evaluada principalmente por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros.

Asimismo, se evalúan las acciones y programas de las instituciones bancarias tomando en cuenta aspectos como la orientación y el cumplimiento en el desarrollo de su objeto social, el apoyo y promoción del desarrollo de las fuerzas productivas del país, el fomento del ahorro, la descentralización del sistema y la canalización de recursos a una cobertura regional, entre otros aspectos.

Las evaluaciones de desempeño tendrán como propósito principal promover que las instituciones de banca múltiple cumplan con sus funciones y asuman el papel que les corresponde como partes integrantes del sistema bancario mexicano , detallaba la dependencia en su momento.

De esta manera, de los 39 bancos con más de cinco años de operación evaluados en el 2016, 36 obtuvieron resultados satisfactorios en su desempeño (la dependencia no entra en detalles al respecto) y los tres ya referidos fueron los que registraron resultados no satisfactorios, de acuerdo con la SHCP.

Aunque tampoco estaba obligado, dado que en el 2016 tenía menos de cinco años de operación, Banco Inmobiliario Mexicano solicitó, de manera voluntaria, ser objeto de la evaluación y tuvo un resultado positivo.

Otros con menos de cinco años de operación Bancrea, Finterra, Forjadores, Pagatodo, Sabadell, Bankaool, Dondé Banco y el Industrial and Commercial Bank of China México fueron evaluados sólo para efectos indicativos y de seguimiento; es decir, tampoco estaban obligados y también tuvieron resultados satisfactorios.

A decir de la propia Secretaría de Hacienda, los bancos que obtengan un resultado no satisfactorio en la evaluación de desempeño, deberán presentar un plan en los siguientes meses para subsanar sus deficiencias en posteriores ejercicios.

Resultado de la reforma financiera que entró en vigor en el 2014, se dispuso dicha evaluación de desempeño, dado que uno de los objetivos centrales es que la banca prestara más y más barato a los diferentes sectores productivos.

La meta del gobierno federal es que al finalizar el presente sexenio, el crédito represente 40% del Producto Interno Bruto (PIB). De acuerdo con especialistas, aún es posible que se cumpla el objetivo, pese a que en la actualidad la proporción es de alrededor de 34 por ciento.

Al cierre de junio pasado operaban en el país 48 bancos. Recientemente se ha anunciado el acuerdo para que Ve por Más compre Bankaool, algo que deberá avalar la autoridad.

Además, en la evaluación de desempeño de la banca del 2016, no se incluyó al japonés Mizuho Bank, dado que inició operaciones como tal en el país apenas en marzo del presente año.

eduardo.juarez@eleconomista.mx