La eliminación de las ventas atadas es un avance muy importante que representará un beneficio para los usuarios, ya que generará mayor competencia en el mercado financiero; sin embargo, tienen que suprimirse dichas prácticas con mucho cuidado para respetar la seguridad jurídica tanto del usuario como de las instituciones financieras que operan en México, así lo aseguró el presidente de la Comisión para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), Mario di Costanzo.

En entrevista, el funcionario explicó que el tema de la eliminación de las ventas atadas es muy significativo, ya que hay una falta de competencia en el mercado, y ejemplificó que en los bancos que cuentan con una aseguradora se da mucho esta práctica, ya que al momento de adquirir un crédito con dicho banco, éste condiciona al usuario a adquirir un seguro con su misma aseguradora.

Creo que el fin agregó Di Costanzo es que siempre exista una variedad de opciones alternativas en todo momento para el usuario. En cuanto al mercado, precios y competencia, sin lugar a dudas va haber un impacto muy importante con la prohibición de las ventas atadas .

Asimismo, Di Costanzo enfatizó en lo cuidadoso que tiene que ser el proceso de eliminación de estas prácticas. Por ejemplo, tenemos el tema de las cuentas ejes, de un pagaré con rendimiento liquidable al vencimiento, ahora ya no va haber necesidad de condicionar una cuenta eje en este mecanismo, pero pudiera ser que hasta por motivos fiscales sea mejor tener tal cuenta, lo que van a tener que hacer los bancos es ofrecer de cortesía dicha cuenta para que no sea una venta atada (…). Hay que cuidar su aplicación para no hacer las cosas mal, pero también se puede aplicar esta prohibición respetando la seguridad jurídica de las partes involucradas .

De acuerdo con la Condusef, estas prácticas serán sancionadas por la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de Servicios Financieros; sin embargo, en la iniciativa para expedir la Ley Federal de Competencia Económica, que el Ejecutivo federal envió a la Cámara de Diputados, como parte de la legislación secundaria pendiente en la materia, se considerará a las ventas atadas como prácticas monopólicas relativas.

Se supondrá como práctica monopólica relativa, en el supuesto de que la venta o transacción esté condicionada a comprar, adquirir, vender o proporcionar otro bien o servicio, normalmente distinto o distinguible sobre bases de reciprocidad , se puede leer en el documento.

Mario di Costanzo indicó que las instituciones financieras cuentan hasta el próximo 10 de abril para eliminar esta práctica, de lo contrario serán sancionadas como lo establece la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de Servicios Financieros.

[email protected]