Los incrementos en las tasas de interés que se han dado en los últimos meses han beneficiado el sector de las uniones de crédito pues dicho aumento ha encarecido el financiamiento que otorgan sin que impacte de manera importante en sus acreditados, indicó el presidente del Consejo Mexicano de Uniones de Crédito (ConUnión), Luis Morales Robles.

En entrevista, explicó que si bien con el alza en tasas se ha encarecido el fondeo que reciben, también es un aliciente que ha impulsado la rentabilidad de este tipo de entidades.

Un dato importante, es el alza de las tasas de interés (...) que es positiva porque abre los márgenes, se encarece todo el dinero y no tiene vuelta. Si bien pagamos más a los depósitos y al crédito bancario del cual nos fondeamos, tenemos la capacidad de cobrar más caro el crédito sin que sea oneroso o que impacte de manera importante a nuestros acreditados , explicó.

Morales Robles enfatizó que dicho encarecimiento del financiamiento que otorgan las uniones de crédito no ha impactado en los acreditados, prueba de ello es que los índices de morosidad del sector se han contenido.

Si fuera demasiado caro al grado de ponerlo en imposibilidad de cobro, entonces los índices de morosidad se elevarían , acotó.

De acuerdo con cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), al cierre del primer semestre del año, la cartera total de las uniones de crédito en su conjunto alcanzó un saldo 37,770 millones de pesos, es decir un crecimiento de 9% con respecto al mismo mes del 2015.

Respecto a su índice de morosidad, al cierre del primer semestre del año se ubicó en 2.74 por ciento.

Asimismo, al cierre del primer semestre del año, el sector de las uniones de crédito, compuesto por 93 entidades en operación, alcanzó una rentabilidad de 284 millones de pesos, es decir 36.3% más que en el mismo periodo del 2015.

Al respecto, Morales Robles indicó que dicha rentabilidad es gracias a que el consumo interno continúa con buenos números y a que las uniones de crédito atienden proveedores de la industria automotriz y maquila.

El consumo interno sigue y evidentemente esto es un ciclo virtuoso, es decir que hay consumo, empleos suficientes y capacidad de compra. Entonces, se consume y las empresas producen y es el ciclo virtuoso de toda economía , comentó.

Estamos agregó en todas las industrias en auge en México: a lo largo de la cadena de proveedores alrededor de la industria automotriz y de maquila, clientes que en varios estados de la república demandan financiamiento a uniones de crédito .

Morales Robles añadió que dentro de ConUnión se analiza cómo pueden entrar las uniones de crédito en regiones que serían Zonas Económicas Especiales; sin embargo, todavía es prematuro tener estimaciones al respecto.

Con el tema de las Zonas Económicas Especiales, estamos trabajando en la asociación (...) sí estamos haciendo análisis para ver qué actividades pueden ser sujetas de financiamiento para las uniones de crédito según la entidad o según la actividad económica dónde estemos , detalló.

Reconoce rezago

Cuestionado sobre la posición de las uniones de crédito en la revolución de servicios financieros, que se apoya en la tecnología, Morales Robles reconoció el rezago que tienen este tipo de entidades frente a otros sectores del sistema financiero mexicano.

Hay un rezago que tenemos que saber reconocer, porque para poder entrar a la nueva gama de servicios necesitamos un impulso claro de las tecnologías de la información(...) Tenemos que generar economías de escala a partir de que varias uniones de crédito puedan desarrollar un sistema común, podemos multiplicar la base tecnológica sobre la cual pueden operar nuevos productos , explicó.

Pese a esto, el presidente de ConUnión indicó que las uniones de crédito han ampliado su catálogo de productos, para ir más allá de la actividad crediticia y ofrecer servicios en temas de arrendamiento, fideicomisos y actividades comerciales.