Para finales del 2011, un total de 24 estados del país se encontraron por debajo de los niveles de créditos hipotecarios presentados hasta antes del 2008, en que se dio la crisis económica mundial.

Sin embargo, el sector hipotecario presentó signos de recuperación en algunas entidades, sin que se llegue aún a los montos de financiamiento de aquel año.

Según el estudio de BBVA Bancomer: La Situación Inmobiliaria en México , la evolución del crédito no sigue el mismo patrón en todos los segmentos.

En cuanto al número de préstamos de interés social, 10 entidades regresaron a los niveles que se tenían hasta antes de la crisis. Entre ellas se encuentran Quintana Roo, Baja California Sur, Distrito Federal, Querétaro, Campeche y Tabasco.

En el segmento de vivienda media son 13 entidades las que recuperaron los niveles presentados hace cuatro años. Las principales son Hidalgo, Campeche, Tlaxcala, Tabasco, Querétaro, Durango y Distrito Federal.

En lo referente al sector residencial y residencial plus, solamente son cinco los estados que recuperaron los números anteriores a la crisis: Campeche, Veracruz, Zacatecas, Hidalgo y Baja California.

Los elementos que impulsan el crédito -según el estudio- en cada segmento son diferentes: en los de bajos ingresos domina la oferta, como las metas de colocación de los institutos.

En contraste, para los segmentos medio y residencial, los elementos dominantes tienen que ver más con la demanda.

Créditos, aún con retrasos

El estudio reveló que en el número de créditos otorgados por entidad aún es poca la recuperación observada.

Baja California Sur es un caso especial, ya que supera en 95% los montos anteriores a la crsis.

Además de esa entidad, ya recuperaron el nivel previo a la turbulencia Campeche, Hidalgo, Morelos, Querétaro, Durango, entre otros.

salomon.rodriguez@eleconomista.mx