La presidenta del banco central de Ucrania, Valeria Gontareva, nombrada en el cargo hace casi tres años por las autoridades prooccidentales en plena crisis financiera, anunció este lunes su dimisión, estimando haber realizado las reformas necesarias.

"Considero que he cumplido mi misión. Las reformas se han hecho", declaró Gontareva, de 52 años, en una rueda de prensa, precisando que había tomado la decisión "por razones personales" y que la dimisión se hará efectiva el 10 de mayo.

"Por primera vez en la historia de nuestro país, la salida del presidente del Banco Nacional no constituye una decisión política", recalcó.

La economista había sido designada en junio de 2014 por el presidente Petro Poroshenko, elegido tras el movimiento proeuropeo del Maidán.

En aquel momento, Ucrania atravesaba graves dificultades financieras que habían empeorado por el conflicto en el este industrial con los separatistas prorrusos. La moneda se hundió, la inflación se disparó y el país rozó el impago, evitado gracias a un plan de ayuda occidental masivo y una reestructuración de la deuda.

"El tipo de cambio flotante, el objetivo de inflación, un banco central moderno: todo por lo que hemos luchado tanto tiempo queda en vigor" a pesar de la dimisión, subrayó Gontareva.

erp