La desaceleración en la creación de empleos que se ha marcado en los últimos meses tendría un impacto negativo en el crecimiento del crédito hipotecario del país, alertó Carlos Serrano, economista jefe de BBVA Bancomer en México.

Durante la presentación del informe Situación Inmobiliaria, Serrano detalló que la creación de empleo es el factor principal en la demanda del crédito hipotecario, y al haber una desaceleración en este indicador, como ha sucedido en los últimos meses, la colocación de este financiamiento podría disminuir.

“Lo que más determina la demanda de crédito hipotecario es la creación de empleos formales, esta desaceleración, de continuar, podría resultar en una desaceleración del crédito hipotecario”, expresó Serrano.

Serrano detalló que en abril la tasa de creación de empleo fue de 2.5%, la más baja de los últimos cinco años, y si se compara el primer cuatrimestre de este año respecto  al mismo periodo del 2018,  se observa una disminución de 35 por ciento.

“El año pasado el empleo y el salario real se combinaron positivamente. El empleo formal, que es el que determina la demanda de hipotecas, creció, y la masa salarial también creció a tasas de casi 4% al final del año. Eso en parte explicó el buen inicio de este año. Sin embargo, tenemos una preocupación y es que la creación de empleos formales se está desacelerando”, agregó el economista.

El representante de BBVA Bancomer sostuvo que todavía no se tiene identificado si este dinamismo en la creación de empleos responde a un menor crecimiento de la economía o a un menor esfuerzo de la actual administración respecto al tema de la formalización laboral.

Indicó que el comportamiento del empleo está a la par con el de las hipotecas que se dio en el primer trimestre del año, en donde tanto Infonavit, Fovissste y la banca comercial otorgaron en conjunto 97,300 créditos hipotecarios, es decir, una disminución de 6.3% respecto al mismo periodo del 2018.

Serrano comentó que, si bien la banca ha tenido un crecimiento en el sector hipotecario en lo que va del año, esto ha sido por su participación en la portabilidad hipotecaria y no para la adquisición de vivienda.

En este contexto, afirmó que para que el crédito hipotecario por parte de la banca tenga un crecimiento sostenido, es necesario revertir dicha situación.

“La banca está creciendo, pero el crecimiento no se está dando en crédito para la adquisición de la vivienda, se está dando, en el pago de pasivos (portabilidad hipotecaria).

“Eso podría ser también un motivo de preocupación, porque el pago de pasivos no tiene crecimientos sostenibles... Para que tengamos un crecimiento sostenible hay que tener un crecimiento en adquisición y para esto es fundamental que se creen más empleos”, comentó.

Falta política de vivienda

Cuestionado sobre los efectos de que la actual administración todavía no presenta un plan nacional de vivienda, Serrano indicó que la presentación de un programa de este tipo, como se dio en las administraciones anteriores, podría traer certidumbre a las inversiones para el sector.

“No hay un plan nacional de vivienda como tal. Pensamos que sería positivo que lo hubiera. Creemos que podría traer certidumbre... Parece ser que, por las medidas que se han tomado, se tendría un mayor enfoque en interés social, lo cual se bueno, pero la verdad es que esto no se ha visto plasmado en un plan nacional de vivienda”, detalló Serrano.