El inicio de año para los grupos financieros resultó ser muy positivo, pues en conjunto alcanzaron en el primer trimestre del 2010 utilidades por 20,610 millones de pesos, lo que significó un aumento de 19% anual, apoyándose en menores reservas de crédito y una ligera recuperación de la actividad bancaria en México.

De acuerdo con información dada a conocer por los grupos BBVA­ Bancomer, Banamex, Santander, Banorte, HSBC y Scotiabank, el margen financiero de forma agregada, que refleja las ganancias de los préstamos bancarios, sumó 49,593 millones de pesos durante el primer periodo del 2010, lo que representa un aumento de 5% anual.

Dado que los grupos se dedicaron a controlar la cartera vencida durante todo el 2009, en medio de la crisis económica, las reservas para créditos incobrables cayeron 43% en el primer trimestre del 2010, comparados con lo registrado un año antes, dejando un monto de 15,048 millones de pesos.

Mientras, las comisiones cobradas por los grupos analizados disminuyeron 3.8% anual de enero a marzo del 2010, alcanzando un monto de 16,736 millones de pesos, esto como consecuencia de que aún es débil la actividad económica del país.

Lo anterior dejó ingresos totales a los seis grupos estudiados por 57,791 millones de pesos durante el primer trimestre del año, lo que significó 13% más que los 51,115 millones de pesos del mismo trimestre del 2009.

Alejandro García, director senior de Bancos para Latinoamérica de Fitch Ratings, consideró que al final del 2010 los bancos de los principales grupos financieros de México no reportarán grandes utilidades, ya que aún seguirá débil la recuperación económica del país.

La economía de México es débil y no veremos grandes resultados, los bancos también están recuperándose de la afectación de la crisis del año pasado , dijo.

De esta forma, los grupos financieros más grandes en México lograron que los gastos de administración y operación crecieran sólo 5% anual de enero a marzo del 2010, alcanzando un total de 34,052 millones de pesos de forma conjunta.

El resultado final de este trimestre pudo haber sido mucho mejor para los grupos financieros como sector, ya que el resultado de la operación registró 23,739 millones de pesos en el primer trimestre del 2010, 28.89% mayor que lo alcanzado el año pasado.

Sin embargo, el incremento del ISR de 15 a 16% para este año, les afecto en este resultado, por lo cual los grupos financieros tuvieron que pagar al fisco por este concepto los tres meses transcurridos, 8,154 millones de pesos entre los seis analizados, lo que comparado con los 4,873 millones de pesos del primer trimestre del 2009, significó un incremento de 67.3 por ciento.

ehuerfano@eleconomista.com.mx