Después de cuatro años (febrero del 2008), la cartera de tarjetas bancarias registró un crecimiento positivo de 0.9% anualizado al mes de mayo del 2011, con un saldo de 204,500 millones de pesos, de acuerdo con el Banco de México.

De esta forma, el portafolio de tarjetas de crédito consolidó la tendencia positiva que registró desde el primer trimestre del 2010, después de la crisis de deuda que tuvieron los bancos en este rubro en el 2008 y de la crisis financiera del 2009.

Jaime Ruiz Sacristán, presidente de la Asociación de Bancos de México, comentó que los bancos siguen otorgando de manera responsable el crédito al consumo, tanto en tarjetas de crédito como en bienes duraderos.

La cartera de crédito para la adquisición de bienes duraderos registró una ligera desaceleración en mayo del 2011, con un incremento de 9.9% a 12 meses, siendo que el mes previo el crecimiento fue de 10.5 por ciento.

Con lo anterior, el crédito al consumo en general reportó un saldo total al quinto mes del 2011 por 424,800 millones de pesos, lo que significó un crecimiento de 12.6% con respecto al mismo mes del 2010.

Eduardo González, analista de Banamex, dijo: Prevemos también que los préstamos de los hogares continúen su recuperación, sobre todo en créditos al consumo .

El especialista consideró que pese a que la actividad económica en México se desaceleró en abril de este año, la perspectiva de crecimiento para todo lo que resta del año es positiva, lo que ha apoyado la demanda de crédito por parte de las personas.

Por otro lado, el crédito a la vivienda creció 5.3% a mayo del 2011 de forma anualizada, alcanzando un saldo de 373,300 millones de pesos, donde el financiamiento a la vivienda de interés social alcanzó un crecimiento de 18.2% anual.

Los bancos están participando más en el crédito a la vivienda de interés social, debido a que la demanda no está siendo atendida debidamente por las hipotecarias , aseguró Eduardo Torres, economista de BBVA Bancomer.

[email protected]