En BBVA Bancomer tenemos por norma realizar pruebas de estrés periódicas que incluyen ataques cibernéticos. Y muchos otros bancos también lo practican. Pero ciertamente, lo que nos faltaba era coordinarnos en conjunto, reconoció Luis Robles, vicepresidente de la Asociación de Bancos de México (ABM) y presidente del Consejo de Administración de BBVA Bancomer.

Sobre el endurecimiento regulatorio en ciberseguridad anunciado por Banco de México (Banxico) y en vigor desde hoy (jueves), comentó que están “formalizando un trabajo que se venía haciendo desde antes entre los bancos y las autoridades”.

“Lo que se está haciendo es formalizar algo que ya existía, que es una coordinación de diferentes bancos y el propio banco central para proteger y cuidar que el SPEI no se vea afectado. No es nuevo. Venimos trabajando por años en esto. Pero ahora se ha formalizado un grupo que se reunirá de manera sistemática y periódica”.

Advirtió que los hackers se actualizan muy rápido en su modus operandi, y por eso tiene que acotar que ningún banco está exento de sufrir un nuevo ataque en un mes, o antes.

Luego, aseveró que “no fue ataque menor, ningún ataque es menor porque es una guerra desde que nos movemos en el mundo de esos aparatos. Estamos expuestos todos. Cualquier empresa o industria, cualquier sujeto. Por eso es importante trabajar en conjunto”.

El banquero también dijo que si alguien, cualquier institución o autoridad, dice que su sistema es inmune a asaltos, es completamente falso.

“El Departamento de Defensa de Estados Unidos sufrió un ataque hace años. Los penetraron. En esto hay que trabajar a diario, de manera sistemática. Porque es quizá el mayor riesgo para la banca”.

Sobre el Protocolo de Ciberseguridad, dijo: “Se trata de  un primer paso de muchos que vamos a hacer”.