La pandemia de Covid-19 y el consecuente distanciamiento social han acelerado la adopción digital de los servicios financieros.

Alejandro Morales, director general de Prosa, consideró que ahora vendrán nuevas tecnologías con más impulso para el sector, como es el caso de la Inteligencia Artificial, los robots, la automatización, el P2P (pagos de persona a persona a través de redes sociales), y el contactless.

“Va a haber una adopción acelerada del contactless en México, porque la gente va a cuidar más que nunca los temas de la higiene. La gente no quiere estar en contacto ni con las monedas ni con los billetes y lo que va a pasar con el contactless es que ya vienen empresas con soluciones de luz ultravioleta que lo que van a hacer es quitar los virus o las bacterias”, dijo al participar en un webinar sobre transformación digital.

De igual forma, consideró que otras tendencias que se verán en México son los códigos Quick Response (QR), como es el caso de la plataforma de cobros digitales, CoDi, que ya utiliza esta herramienta, y a la que auguró buen potencial, además del blockchain.

“Viene claramente el tema de blockchain, que es la tecnología del futuro, es un sistema eficiente, seguro (...) hay que empezar a trabajar en el tema de blockchain”, dijo.

Asimismo, estimó que viene la tokenización para dar más seguridad a las transacciones, y los llamados pay como son: Samsung Pay, Google Pay y Apple Pay, además de las monedas electrónicas.

Inclusión financiera

El director de Prosa dijo por otra parte que en cuanto a inclusión financiera, la alternativa viene más por el lado de los corresponsales bancarios, a través de los cuales se puede llegar a los municipios en los que hoy no hay infraestructura bancaria.

Recordó que hoy la bancarización en el país se encuentre entre 37 y 40%, por lo que hay oportunidad de colocar más servicios y productos financieros, lo que además ayudaría en un menor uso del efectivo.

Guillermo Güémez, director general adjunto de innovación de Banorte, comentó por su parte que, dado el distanciamiento social, la gente se ha subido rápido a los medios digitales, aunque consideró que podría venir un rebote.

Silvio Soriano, director general de sector financiero de Telmex, explicó que dado que hay 86 millones de usuarios de servicios móviles, y que el 90% de estos tiene un teléfono inteligente, la cobertura de telecomunicaciones y la inclusión financiera van de la mano.

En este sentido, consideró que el reto de la banca es la diversificación del servicio, y del lado de las telecomunicaciones, ayudar a que el usuario pueda bajarlo y usarlo esté donde esté.

Reconoció que hay algunas zonas que no cuentan con ninguna de ambas, por lo que hay un reto importante.

Añadió que entre tres o cinco años, los hábitos de la población (dadas las nuevas generaciones) van a cambiar, y la pandemia vino a acelerar este proceso.

En cuanto al CoDi como una nueva forma de hacer pagos sin necesidad del efectivo, el directivo de Telmex expresó que se trata de una excelente iniciativa que justamente empezará a cambiar los hábitos en este rubro.

“En la medida que la gente empiece a ver el beneficio de no traer efectivo, de la seguridad y practicidad, de que lo reciban en diferentes establecimientos, esto también ayudará a la inclusión digital”, dijo.

 

rrg