Santander México ha calificado a la Ley Fintech como necesaria y positiva, toda vez que dará certidumbre tanto a los usuarios como a los inversionistas.

Sin embargo, esta regulación, con la que México está a la vanguardia en América Latina, derivará en una consolidación del ecosistema en el mediano plazo.

Javier Castrillo, director general adjunto de Transformación y Banca Digital de Santander México, reveló que, de acuerdo con los resultados del estudio “Termómetro fintech: los retos de la regulación”, realizado por este banco, Endeavor y la embajada británica en México, hay registradas 515 fintech en el país, de las cuales alrededor de 200 encajan en la regulación fintech.

De hecho las fintech que se encuentren en los campos de pagos electrónicos, activos virtuales y crowdfunding deberán presentar a más tardar en septiembre su solicitud ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). De lo contrario, ya no podrán seguir con sus operaciones como tales.

En este sentido, el directivo de Santander México destacó que la ley es positiva y necesaria, pero que ello conllevará a una consolidación del sector.

Enrico Robles, director de Inteligencia de Endeavor, detalló que esta consolidación del ecosistema fintech se dará por tres vertientes. Una es que habrá cierre de empresas, debido a que los emprendedores no podrán cumplir con todos los requisitos que les establece la Ley Fintech.

Otra será la consolidación de los grandes jugadores, que se aliarán o comprarán a los más pequeños. “Se prevé que los emprendedores con mayor ventaja sean aquellos que ya estaban consolidados previo a la promulgación de la ley, y que por lo tanto no vieron afectadas sus operaciones”.

La tercera vertiente es que los emprendedores que no puedan cumplir con los requisitos para operar bajo la Ley Fintech cambien su modelo de negocio hacia otro que no esté contemplado, con previa asesoría de consultorías e inversionistas.

De acuerdo con los resultados del estudio, 63% de las fintech consultadas sí podrían ser afectadas por el costo de la ley, dados sus ingresos e inversión del 2018. Gran parte estima que el costo que les representaría cumplir con todo lo que marca la regulación ascendería a 700,000 pesos.

No obstante, los directivos de Santander y de Endeavor insistieron en que la Ley Fintech es necesaria para que haya más certidumbre en el sector.

Enrico Robles expuso que la Ley Fintech es necesaria porque da protección a los consumidores; otorga certidumbre jurídica; garantiza un sano crecimiento del ecosistema; genera competencia, y protege a la innovación, además de que regula sólo a una parte del ecosistema.

“Sí creemos que habrá cierre de empresas por no cumplir la regulación”, refirieron los directivos.

El más dinámico de AL

Javier Castrillo afirmó que el ecosistema fintech de México es el más dinámico de América Latina.

En este sentido, detalló que registra un volumen anual de operaciones por 68,409 millones de pesos y 4.7 millones de usuarios, además de 629 millones de dólares en capital y deuda, 300 millones apenas en el último año. También dijo que representa 3,600 empleos directos generados por las empresas fintech.

Colaboración con bancos

Así, mencionó que la colaboración entre bancos y las fintech en México es una relación de ganar-ganar.

“El reto es pasar de empresas piloto a una escala significativa, y ahí es donde podemos contribuir. Con eso ganamos todos”, expuso.

Explicó que desde Santander colaboran con las fintech de tres formas: con un fondo de inversión; organizando certámenes, y también invirtiendo en algunas. Hoy, Santander colabora con entre 10 y 15 fintech, puntualizó el directivo.

[email protected]