Compartamos banco, que se especializa en otorgar productos y servicios financieros a familias de bajos ingresos y en comunidades marginadas, considera que la plataforma de pagos electrónicos CoDi, permitirá realizar transacciones de manera más ágil en estas localidades.

Uno de los objetivos del CoDi es erradicar el uso del efectivo, pero al mismo tiempo llevar servicios y productos financieros a las familias que no tienen o tienen muy poco acceso a éstos.

Hoy, de hecho, Compartamos atiende a algunas de estas comunidades, ya sea con créditos, seguros, ahorro, y también a través de su red de corresponsales denominada Yastás, que tenía a más de 3,500 comercios afiliados al cierre del primer trimestre del 2019, que representaron casi 4 millones de transacciones en el periodo.

“El CoDi va a ser una plataforma que nos va a permitir transacciones de manera ágil en las comunidades remotas. Tenemos nuestra red de corresponsalías que se puede apalancar de esta tecnología para evitar el uso del efectivo, que puede ser costoso, riesgoso, y lo que esta plataforma busca es atender esa necesidad”, explica Patricio Díez, director general de Compartamos Banco.

En entrevista, añade: “Hay 522 municipios sin acceso al sector financiero. Lo que estamos tratando de hacer la banca, pues, es llegar a esas comunidades aisladas o remotas que no tienen acceso a servicios financieros, y es ahí donde, por ejemplo, nuestra red de corresponsalías se vuelve un mecanismo bien relevante para poder tener acceso a esas comunidades y que los clientes de la banca en general puedan hacer transacciones”.

Grupo Gentera, del que forma parte Compartamos Banco, atiende hoy a 3.5 millones de clientes en México, Guatemala y Perú.

“Y también hemos visto esfuerzos de este tipo en Perú, y son muy bien aceptados por el sector no sólo de bajos ingresos, sino por todos”, menciona.

Hoy el CoDi se encuentra en etapas de prueba dentro de algunos bancos; en los próximos meses se pondrá a prueba en ciertas comunidades, algunas parecidas a las que atiende Compartamos, y en septiembre empezará su masificación con casi 30 bancos que estarán participando en ello.

Patricio Díez, afirma que se trata de un esfuerzo de todos los bancos, y que en el caso de Compartamos hoy se siguen construyendo las capacidades que se necesitan para poder salir en tiempo y forma en septiembre.

“Ya estamos trabajando claramente en el desarrollo de nuestras propias tecnologías. Tienes que hacer pruebas de conexión durante este lapso (...) tenemos que estar trabajando con el Banco de México para tener esas conexiones y los pilotos terminados. La idea es salir a producción en ese mes como lo ha marcado el banco central”, enfatiza.

El director de Compartamos reitera que el CoDi es una herramienta que ayudará a reducir el uso del efectivo, y con ello bajar el costo de las transacciones y los riesgos que ello representa.

“Creo que en el mediano plazo muchos, no sólo la banca, sino los demás jugadores, pues utilizarán este tipo de tecnología para reducir costos de transacción en el uso del efectivo que suele ser muy riesgoso y altamente costoso”, dice.

[email protected]