La startup Clara anunció que recibió una ronda de financiamiento serie B por 70 millones de dólares, con la que alcanzó una valuación de 1,000 millones de dólares y alcanzó así la clasificación de unicornio. En menos de un año de operación, Clara consiguió lo que otras cuatro startups mexicanas (Kavak, Bitso, Clip y Konfío) tardaron varios años en lograr y además anunció su llegada al mercado brasileño. 

Clara es una startup mexicana dedicada a la gestión y administración de tarjetas de crédito empresariales. Apenas en marzo de 2021, la compañía recibió una ronda semilla por 3.5 millones de dólares, para luego levantar una serie A por más de 30 millones. Ahora, la firma de inversión en tecnología Coatue ha decidido invertir en Clara esta serie B acompañada por A*, ICONIQ Growth, Box Group y Gaingels.

Al mismo tiempo que esta inversión, la compañía anunció el inicio oficial de sus operaciones en Brasil, donde ya cuenta con un equipo de 40 personas, incluyendo el country manager en aquel mercado, Layon Costa, y con un portafolio que alcanza a 100 clientes, entre los que se encuentran las operaciones regionales de otras startups mexicanas que también han llegado al país sudamericano, como Kavak.

“No estábamos buscando una nueva ronda de financiamiento, pero mantenemos buen contacto con varios inversionistas y se generó mucho entusiasmo al ver la infraestructura y la solidez de lo que estamos haciendo”, dijo Gerry Giacomán, director y fundador de Clara.

Según el directivo, Clara ya no sólo provee su servicios de gestión y administración financiera a startups como Kavak, Jüsto, Jokr y Casai, sino que ahora grandes corporativos, como una aerolínea y un banco en México, ya utilizan su producto.      

Giacoman reconoció que el mercado brasileño es más grande que el mexicano y que la penetración de los pagos digitales en aquel país también es mucho mayor, aunque advirtió que la oportunidad de negocio de Clara en este país es similar a la que ha tenido en México, pues hay muchas empresas que requieren de soluciones de administración de gastos.

Muchos de nuestros clientes vienen de las empresas que empezaron a trabajar con nosotros en México, de empresas como Casai y Jüsto”, dijo.

Añadió que aunque otros países de la región, como Colombia, Argentina y Chile, están en la mira de la compañía para el 2022, sobre todo después de la ronda de inversión por 70 millones de dólares, decidieron comenzar por los dos mercados más grandes de la región: México y Brasil.

En menos de un año, Clara ha conseguido alcanzar un estatus que a otros unicornios, como Kavak, Clip, Bitso y Konfio, les llevó más de cuatro años lograr. De acuerdo con Giacoman, Clara se ha beneficiado de las historias de éxito de sus predecesores, igual que ellos planean seguir trabajando por fortalecer el ecosistema de emprendimiento mexicano.

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx