Después de levantar su ronda de financiamiento serie A por 30 millones de dólares y de recibir alrededor de 10 millones más de inversionistas como el fundador y director general de Bitso, Daniel Voguel, o Ricardo Weder, fundador y director de Jüsto, la startup de tarjetas de crédito Clara formó una alianza con Mastercard para emitir sus propias tarjetas de crédito y no depender así de una institución bancaria. 

“Hay una comunidad de personas que están buscando aportar mucho al país y a la región con diferentes empresas y soluciones y en esta comunidad hay mucho apoyo. También compartimos inversionistas, como Kaszek Ventures y Monashees y otros son usuarios de Clara”, dijo Gerry Giacomán en entrevista.   

Con la nueva licencia para emitir tarjetas de crédito, respaldada por la trasnacional de soluciones financieras Mastercard, Clara garantiza la estabilidad y la calidad de los servicios que ofrece, además de que agiliza la velocidad de expansión dentro de la región.

Clara controlaba toda la infraestructura de software de su aplicación, pero al momento de lanzar nuestro producto trabajábamos con un banco que era el sponsor de toda la parte de emisión de tarjetas y ahora nosotros tenemos esa licencia de emisión de tarjetas”, dijo. 

Clara es una startup dedicada a la gestión y administración de tarjetas de crédito para empresas y organizaciones. Apenas en marzo pasado, la startup recibió una inversión de 3.5 millones de dólares en una ronda semilla (seed) liderada por General Catalyst y en mayo, levantó su serie A por 30 millones. 

La startup ha sumado a su lista de clientes al unicornio de la compraventa de autos seminuevos Kavak, a la plataforma de entrega a domicilio Cornershop, a la de alquiler de inmuebles Casai y a la brasileña de crédito Creditas 

Además de la gestión de tarjetas de crédito empresariales, Clara ha integrado a su portafolio de productos el servicio de instrucción de pagos bancarios, además de una opción de financiamiento flexible. La compañía ya cuenta con un equipo de 20 personas en Brasil, aunque aún no ha formalizado su llegada a este país latinoamericano.

La compañía planea terminar el 2021 con 2,000 empresas que usan su plataforma y seguir ampliando su portafolio de productos; así como expandir su operación a otros países de América Latina, además de Brasil.

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx