A pesar de los amagos iniciales de la administración Trump, Citibanamex no ve, al menos para la mayor parte del 2017, un cambio radical en las relaciones comerciales con Estados Unidos, dados los tiempos que implicaría cualquier modificación.

Sin embargo la institución de capital estadounidense sí estima que la incertidumbre, inflación y tasas de interés, llevarán a una desaceleración importante de la economía mexicana: a un avance del PIB de 1.2% en lugar de 2.3% que anticipábamos para este año en un escenario de continuidad .

Para los años posteriores, Citibanamex sí ve un nivel de proteccionismo importante por parte de Estados Unidos, pero no una guerra comercial generalizada.

Además, los economistas del banco destacan que persisten la competitividad de la economía mexicana.

La economía mexicana sufrirá para adaptarse al nuevo escenario, pero dudamos que ello cambie el modelo de desarrollo de economía abierta y de los avances institucionales. Mientras que nuestros desafíos estructurales, que nos han impedido crecer al ritmo de otras economías en desarrollo, no dependen de la relación con Estados Unidos y seguirán ahí .

Con base en ello, los pronósticos de Citibanamex de mediano plazo para el crecimiento del PIB son de un avance promedio anual de 2.6% para el periodo 2018-2021, similar al de las últimas décadas .

TLCAN, menos importante

En su Examen de la Situación Económica de México , Citibanamex reconoce que la hostilidad de la presidencia de Estados Unidos hacia México y sus crecientes signos de proteccionismo constituyen un fenómeno que no se observaba desde hacía varias décadas.

No obstante, considera que la importancia del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) ha disminuido. Para México el grado de ventaja de acceso se ha reducido considerablemente. La ausencia de aranceles ya no representa una gran ventaja por las disminuciones arancelarias que Estados Unidos otorgó a otros países bilateralmente o principalmente, vía la Organización Mundial de Comercio (OMC) .

Ejemplifica con el caso de China, en donde un TLCAN mostró menor importancia, pues su integración a la OMC le permitió convertirse en una potencia exportadora. Sin ningún tratado bilateral con Estados Unidos, participa ahora con más de 20% en las importaciones de ese país .

Citibanamex advierte que el fin del TLCAN formalmente implicaría las tarifas máximas permitidas por la OMC, y aunque no es ésta la última ventaja, es para México la principal, dado que representaría que las tarifas para entrar a en Estados Unidos serían de 3.5%, mientras que para Estados Unidos serían de al menos 7.1 por ciento.

El problema, refiere, es que la amenaza del fin del TLCAN por parte de Estados Unidos, se acompaña de la amenaza de imposición de aranceles a México, vía reforma fiscal, que en principio violaría las reglas de la OMC.

Citibanamex añade que el elemento central que puede impedir un proteccionismo agudo de parte de Estados Unidos hacia México es la integración de las manufacturas de Estados Unidos y la difucultad para revertirla. También ha destacado que para más de dos decenas de estados americanos, México constituye el principal mercado .