Citibanamex anunció este viernes el programa Que México no se Detenga para apoyar a clientes y grupos vulnerables en la contingencia actual por la pandemia del Coronavirus. Además del aplazamiento en el pago de créditos por hasta seis meses, la medida incluye destinar recursos por 105 millones de pesos a comunidades en mayor susceptibilidad.

Por una parte, y con el objetivo de contribuir a la economía de las personas y pequeñas y medianas empresas (pymes), se podrá posponer hasta 6 meses el pago de los siguientes productos: tarjeta de crédito, crédito personal, crédito de nómina, crédito hipotecario y crédito pyme.

Lo anterior sin cobro de intereses moratorios, sin cargos de comisiones por pago tardío y sin afectar su historial crediticio en el Buró de Crédito.

El banco detalló que los clientes podrán registrar su solicitud en citibanamex.com/estamoscontigo o a través de Citibanamex Móvil y deberán de estar al corriente en sus pagos al 28 de febrero de 2020. La inscripción al programa estará a partir del 30 de marzo de 2020.

Apoyo a las comunidades vulnerables

Por otra parte Citibanamex informó que para apoyar a personas y comunidades afectadas en condiciones de vulnerabilidad en todo el país, Compromiso Social destinará 105 millones de pesos en tres fases durante el resto del año.

En la fase 1 de contagio y propagación del virus, la inversión estará destinada para tratamientos e insumos médicos; en la 2, de emergencia médica, otorgará poyos para grupos vulnerables preferentemente menores de edad, adultos mayores y migrantes, en los rubros de atención médica, distribución de alimentos, habilitación de albergues e iniciativas que vuelvan más eficiente la ayuda.

Y en la fase 3, de recuperación económica, instrumentará proyectos para promover la productividad, el emprendimiento y la generación de empleos entre grupos afectados.

Cuidado de empleados y jubilados 

De igual forma, Citibanamex mencionó que se han destinado 100 millones de pesos para el cuidado y bienestar de los empleados y jubilados del Grupo Financiero, abarcando la ampliación de la cobertura de centros de asistencia médica y planes de servicio y seguro médico; y dando apoyo económico a los empleados con mayor susceptibilidad a resentir económicamente el impacto de la contingencia.