Londres.- JPMorgan Chase & Co registró fuertes pérdidas por malas apuestas sobre el precio del carbón, dijeron agentes que operan con la entidad en Estados Unidos, en un momento en que las operaciones de bancos enfrentan un creciente escrutinio de reguladores.

En los últimos meses, JPMorgan JPM.N apostó agresivamente por un inusual descuento del carbón desde Europa a Sudáfrica, pero fue castigada cuando la demanda europea se aceleró y los descuentos se redujeron, añadieron los agentes, confirmando los recientes reportes de medios.

La entrega de carbón a Europa es normalmente más cara que el comprado sobre una base de precio FOB en Sudáfrica, debido a que la cotización europea refleja los costos de transporte.

"Fue el flete implícito lo que acumuló las pérdidas. Creemos que fueron cerca de 175 millones de dólares en abril, y otra gran pérdida en mayo", dijo una fuente de una firma de servicios europea, que es además un activo actor en el mercado de swaps de carbón.

La nota fue publicada inicialmente por el diario New York Post, que dijo que JPMorgan podría haber sido golpeado por una pérdida de 250 millones de dólares este trimestre debido a apuestas equivocadas sobre carbón.

Kristin Lemkau, una portavoz de JPMorgan en Nueva York, dijo que la nota del New York Post es incorrecta y declinó realizar mayores comentarios.

Una portavoz en Londres declinó comentar y dijo que el banco no habla sobre posiciones de mercado.

El impacto de las pérdidas por operaciones serían mínimas para JPMorgan, dijo el diario New York Post, pero proporcionaría munición a los políticos, que buscan restringir ese tipo de apuestas de los bancos con capitales propios.

Los swaps de carbón y los mercados físicos tiene muy poca liquidez y son inmaduros frente al mercado de petróleo, y las contrapartes de operaciones tienden a conocerse bien entre ellas debido a que hay compensaciones y liquidaciones muy pequeñas.

El carbón puede ser vulnerable a una agresiva intermediación, pero su dirección puede ser difícil de predecir, debido a que el mercado se mueve rápidamente desde las sobreexistencias físicas a la escasez.

apr