La captación bancaria total alcanzó 3.09 billones al mes de noviembre de 2012, esto significó un incremento de 6.5% de forma anualizada, apoyada principalmente por el crecimiento de la captación a la vista, la cual agrupa a las cuentas de nómina y de débito en general.

De esta forma, el crecimiento de la captación bancaria registró un dinamismo en 2012 similar al de 2007, previo a la crisis financiera y económica mundial, la cual a diciembre de aquel año, el incremento en la captación total fue de 6.5% anual y un saldo de 2.02 billones de pesos.

Así, el sector bancario logro que en los últimos cinco años la captación total se incrementara un billón de pesos, lo que refleja en parte, los esfuerzos del sector y de las autoridades por incrementar la bancarización.

Los depósitos de exigibilidad inmediata crecieron 9% anualizado al mes de noviembre de 2012, al sumar 1.67 billones de pesos, esto es 54% de la captación total del sector bancario, apoyados por una mayor apertura de cuentas de nómina y débito en general.

Para Jaime Ruiz Sacristán, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), la bancarización ha estado dando resultados, aún falta mucho por hacer, pero ya se observan algunos resultados .

Sin embargo, la concentración de la captación bancaria aún se encuentra en el mercado, donde los siete bancos más grandes en activos, BBVA Bancomer, Banamex, Banorte, Santander, HSBC, Inbursa y Scotiabank representaron 83.4% del total de los recursos captados al mes de noviembre de 2012.

Sólo BBVA Bancomer logró 21.5% de la captación total del sector y Banamex 17% del total, lo que juntos suman 38.5% de la captación total de la banca en México, es decir más de una tercera parte de la captación total bancaria en México.

De acuerdo con el Índice Global de Desarrollo Financiero 2012, elaborado por el Banco Mundial, para México el pilar de Acceso Financiero es el que registró la mayor disminución en puntaje con -0.14 puntos y en posición relativa, al pasar de tener el 39 en 2011 a 44 un año después en la muestra.

Ya se han comentado los beneficios que se lograrían con algunas reformas al sector financiero, por ejemplo, de contar con un buró de crédito universal o de expandir la red de puntos de acceso a servicios bancarios a través de las nuevas plataformas de corresponsales y de banca móvil, lo cual mejoraría las condiciones de acceso especialmente en poblaciones pequeñas y remotas , aseguró Sara Gabriela Castellanos, analista de BBVA Research.