LA COMISIÓN Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) evalúa la posibilidad de flexibilizar el régimen de las rentas vitalicias, con el fin de que más aseguradoras ofrezcan este producto a las personas que están a punto de jubilarse, indicó Héctor Rodríguez Cabo Zaldívar, director general de supervisión del Seguro de Pensiones y Salud de la CNSF.

La Comisión en distintas etapas ha propuesto que se puedan incorporar nuevas modalidades de rentas vitalicias que estuvieran orientadas a que el propio trabajador, incluso antes de la etapa de retiro, pudiera ir adquiriendo una renta vitalicia y no hasta que concluya su etapa de vida laboral .

En entrevista, expuso que actualmente los regímenes de seguridad social establecen sólo una modalidad de renta vitalicia, en la que se cubren tres riesgos a los trabajadores: inflación, riesgo de mercado y riesgo de longevidad, por lo que sería viable crear otro tipo de rentas vitalicias que convengan tanto a las aseguradoras como a los trabajadores.

Un estudio de la Organización para la Cooperación del Desarrollo Económico (OCDE) indica que la falta de interés de las aseguradoras en participar en el mercado de rentas vitalicias se debe a que están sujetas a un régimen de inversión más restrictivo que las aseguradoras. Además, no existen instrumentos financieros suficientes para cubrir el riesgo de longevidad.

Esto implicaría ajustes legales, no sólo secundarios. Ha habido esfuerzos por flexibilizar este tipo de esquemas (...) A la fecha no se han materializado , expuso Rodríguez Cabo Zaldívar.

Refirió que, la CNSF ya ha presentado cierto tipo de propuestas que serán objeto de análisis para poderlas instrumentar, pues para llevarlas a cabo sería necesario una reforma al artículo 81 de la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro, ya que en ella se define cuál es el comité y las dependencias responsables de aprobar los cálculos de rentas vitalicias y seguros de sobrevivencia.

En algún momento hubo iniciativas para reformar el contenido de ese artículo, sin decir que sería únicamente esa ley la que tendría que reformarse. Ha habido esfuerzos por reformar particularmente el contenido de ese artículo .

De las 99 aseguradoras que hay en el país, sólo cuatro ofrecen rentas vitalicias. Cuando un trabajador solicita su pensión, se le ofrecen dos opciones para retirar su ahorro: renta vitalicia, la cual se la da una aseguradora y la otra es la opción de retiro programado, la cual es entregada por una administradora de fondos para el retiro (afore).

Solvencia II fue estresante

A dos años de que entrara en vigor Solvencia II, Rodríguez Cabo Zaldívar comentó que si bien ha sido un proceso exitoso y de aprendizaje para las aseguradoras, también fue estresante.

La AMIS coincidió con este diagnóstico, sí ha sido un proceso difícil, a veces me atrevería a decir estresante particularmente para las aseguradoras que sí se vieron necesitadas de hacer un ajuste en todos los vértices de la regulación de Solvencia II .

Añadió que Solvencia II ayuda a que en el mercado de rentas vitalicias las aseguradoras cumplan con las obligaciones que tienen con los pensionados; es decir, que no caigan en algún tipo de incumpliendo de pago por insolvencia.

Indicó que en el seguro de pensión se tuvo una serie de adecuaciones en lo referente al pilar I de Solvencia II que se refiere a los aspectos cuantitativos y a los requerimientos de capital.

Descartó que la reducción en el número de instituciones aseguradoras, que pasó de 105 a 99, se deba a posibles presiones por la nueva aplicación de la ley. Han sido fundamentalmente decisiones a cargo de las propias empresas, no ha sido por la implicación de Solvencia II .

elizabeth.albarran@eleconomista.mx