La empresa mexicana dedicada a la compraventa de activos virtuales, Bitso, se convirtió en la primera plataforma de este tipo en América Latina en conseguir una licencia del regulador de Gibraltar para operar criptomonedas en o desde ese territorio perteneciente al Reino Unido.

El viernes pasado, la plataforma informó que a partir del 1 de agosto, la custodia, compra, envío, retiro e intercambio de criptomonedas serán actividades reguladas gracias a una licencia de la Comisión de Servicios Financieros de Gibraltar (GFSC, por su sigla en inglés).

De acuerdo con Eduardo Arenas, jefe de Producto de Bitso, con esta licencia, los más de 600,000 usuarios registrados en la plataforma tendrán certeza, seguridad y transparencia de que las operaciones que se realicen únicamente con criptomonedas estarán reguladas por la GFSC, además de que le permitirá a la empresa mexicana contar con un soporte para expandir sus operaciones a más países de América Latina, como Brasil y Argentina.

“Lo primero que significa esto es seguridad, transparencia y confianza para nuestros clientes, esto como empresa es nuestra mayor prioridad y es la razón por la cual decidimos buscar esta licencia de Gibraltar, la cual llevamos más de un año en el proceso para obtenerla”, detalló Arenas, quien añadió que las autoridades de aquella región tendrán facultades de sanción en caso de incumplir con alguna regla de su marco normativo.

De acuerdo con Arenas, con esto, Bitso estará dividida bajo dos entidades que operen con una misma marca: la dedicada exclusivamente para operar criptomonedas, que será la que regule la autoridad en Gibraltar, así como la que opere las transacciones con moneda nacional en México, que es la billetera electrónica que buscará operar bajo la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, mejor conocida como Ley Fintech.

“Básicamente, cuando el usuario esté interactuando con pesos mexicanos, uso de SPEI o con su cuenta Bitso Transfer con pesos, lo estará regulando la autoridad mexicana y cuando efectúe operaciones con criptomonedas, esa actividad la estará realizando con la entidad de Gibraltar y será regulada por la autoridad de aquel país”, explicó el directivo de la plataforma.

La plataforma ha comenzado una campaña de información con sus usuarios, donde indica que durante su interacción con Bitso, éstos siempre serán informados sobre la separación de los servicios que serán brindados en México así como los que se realicen desde Gibraltar.

El marco regulatorio

Gibraltar es uno de los países más avanzados en cuestión regulatoria para actividades relacionadas con los activos virtuales. Desde el 2018, en aquel territorio entró en vigor el marco regulatorio para la tecnología blockchain o cadena de bloques, también conocida como tecnología de registro contable distribuido (DLT, por sus siglas en inglés).

Este marco, según la GFSC, posiciona a Gibraltar como una jurisdicción que facilita la innovación. Es por ello que establece nueve principios a los que se tienen que apegar las empresas que consigan este tipo de licencias.

“Consideramos que los resultados regulatorios siguen siendo centrales, pero se logran mejor a través de la aplicación de principios en lugar de reglas rígidas. Esto se debe a que, para las empresas basadas en tecnologías de rápida evolución, las reglas rígidas pueden convertirse rápidamente en obsoletas y no aptas para su propósito”, se puede leer en la página de la GFSC.

Estos nueve principios del DLT son: honestidad e integridad, atención y transparencia, mantener recursos financieros (niveles de capitalización), la buena gestión de riesgos, seguridad para la protección de activos y dinero de los clientes, medidas efectivas de gobernanza corporativa, sistemas de seguridad de altos estándares, acciones contra el lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, y planes de contingencia para una liquidación ordenada y solvencia de los negocios.

“Uno de los mayores retos fue la formalización de muchas cosas que ya hacíamos como prácticas de seguridad y que ahora tuvimos que establecer en nuestras políticas”.