A partir de hoy, el Banco del Bienestar comienza sus operaciones, pues el viernes pasado, en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la Secretaría de Hacienda publicó el decreto de su transformación donde se elimina la denominación de Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi).

Dentro de las modificaciones realizadas a esta entidad de desarrollo, además del nombre, están las tareas de promover el desarrollo tecnológico y la adopción de modelos novedosos en términos de la Ley Fintech, capacitación, asistencia técnica e incremento de la productividad de tecnología para los integrantes del sector de ahorro y crédito popular.

Asimismo, tendrá que diseñar y ejecutar programas que promuevan el ahorro, la inversión y la adopción de medios de pagos electrónicos dentro de las comunidades indígenas con apoyo del sector de ahorro y crédito popular del país, compuesto por cooperativas de ahorro y préstamo, financieras populares y financieras comunitarias, las cuales atienden a más de 10 millones de personas en el país.

“El Banco del Bienestar, Sociedad Nacional de Crédito, Institución de Banca de Desarrollo, realizará funciones de banca social, para lo cual tendrá por objeto promover y facilitar el ahorro, el acceso al financiamiento en condiciones equitativas, la inclusión financiera, y el uso y fomento de la innovación tecnológica”, se puede leer en el artículo 3 de la ley orgánica del nuevo Banco del Bienestar.

La institución, que dirige Rabindranath Salazar, continuará con su labor de canalizar apoyos financieros y técnicos necesarios para fomentar el uso de productos y servicios financieros que atiendan las necesidades del sector de ahorro y crédito popular y que promueven la adopción de modelos de negocio y tecnologías financieras innovadoras.

En el DOF se destaca que esta entidad continuará con su labor de dispersar recursos destinados a subsidios y programas sujetos a reglas de operación de las dependencias del gobierno federal.

Según el decreto, la Secretaría de Hacienda se encargará de proveer los recursos necesarios para su modernización.

“La Secretaría de Hacienda y Crédito Público proveerá los recursos necesarios para la modernización del Banco del Bienestar con motivo de la entrada en vigor del presente decreto, sujeto a la Ley de Ingresos de la Federación, la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, así como a la disponibilidad, ampliaciones y adecuaciones presupuestarias previstas en el Presupuesto de Egresos de la Federación del ejercicio fiscal correspondiente”, se puede leer en el decreto.

La situación actual

El Banco del Bienestar es parte de la banca de desarrollo gubernamental, compuesta por seis entidades que atienden sectores específicos. A marzo pasado, el hoy extinto Bansefi era el de menor tamaño de la banca de desarrollo, con activos de 48,429 millones de pesos, es decir, apenas una participación de 2.35% del total de activos del sector.

A pesar de tener la cartera de crédito de menor monto de los bancos de desarrollo, que a marzo pasado era de 2,951 millones de pesos, esta entidad presentaba el mayor índice de morosidad, con un porcentaje de 12.32 por ciento.

A mayo pasado, contaba con 520 sucursales, la meta para este sexenio es que dicha entidad cuente con más de 7,000 sucursales y sea la principal entidad dispersora de los recursos provenientes de los programas sociales del gobierno federal.

Asimismo, a mayo pasado, esta entidad tenía registro de más de 3.7 millones de cuentas abiertas en ella.

La transformación del Bansefi a Banco del Bienestar es la segunda que se da en toda la historia de esta entidad. En 1949, nació bajo el nombre de Patronato del Ahorro Nacional y en el 2001 se transformó en Bansefi, que ahora tendrá la denominación de Banco del Bienestar.

[email protected]