Marcos Ramírez Miguel, director general de Grupo Financiero Banorte, aseguró que su sistema de transferencias electrónicas conectado al Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), que en días pasados tuvo fallas, ya está regularizado.

Entrevistado en la celebración 13 del programa Bécalos, el banquero refirió, empero, que siguen actuando en contingencia, aunque ya los clientes no lo notan.

“Ya estamos regularizados, ya estamos bien, seguimos actuando en contingencia, esto quiere decir que, hasta que no estén otra vez todos los circuitos estrictamente revisados, no podemos subirnos todavía, pero ya los clientes ni lo van a notar, o sea ya tenemos músculo para hacer todas las operaciones”, explicó.

Abundó que hoy los clientes ya pueden hacer transferencias con normalidad. “Ustedes no lo notan. Estamos en una cosa que le llamamos ‘por bache’, que quiere decir que estamos por fuera del circuito mandando todo, pero los clientes ya no lo notan. En una o dos semanas ya nos metemos al sistema”, dijo.

Marcos Ramírez explicó que este problema fue una combinación de varias cosas, pero que el banco ya lo informará con precisión en los próximos días. “Vamos a dar un evento de lo que pasó, así detalladamente, un post mortem, para que todo mundo se entere, pero ya está totalmente solucionado”.

DISCULPA A USUARIOS

El director de Banorte aseguró que no hubo pérdidas para los clientes ni para el banco, pero que el daño principal fue el enojo de los usuarios, lo cual afirmó que no es poco para la institución.

“Gracias por la paciencia, estas cosas pasan cuando creces y vamos a fortalecer todos los circuitos para que esto no vuelva pasar”, expresó a los clientes del banco que resultaron afectados.

Ramírez Miguel refirió que el banco seguirá invirtiendo en ciberseguridad, pero aclaró que es un tema que se atiende de forma constante en el banco. “Siempre, es permanente, siempre estamos invirtiendo en el banco y en cambiar al banco”.

Finalmente, el banquero adelantó que ahora se sentarán con las autoridades para ver exactamente qué pasó y revisar todos los circuitos. “Vamos a tener un post mortem, primero es apagar la emergencia”.

Fue hace poco más de una semana cuando se registraron fallas en los sistemas de transferencias electrónicas conectadas al SPEI de algunos bancos, entre éstos, Banorte. La autoridad financiera explicó desde ese momento que se trataba de incidencia con los proveedores contratados por estas entidades, pero que en ningún momento estuvieron en riesgo ni el SPEI como tal, ni los recursos de los clientes.

Sin embargo, las quejas y reclamos de los usuarios no se han hecho esperar, pues han manifestado su malestar por los retrasos en sus transacciones. La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros ha dicho, por su parte, que los bancos no deben cobrar a los clientes por retrasos en sus operaciones.

[email protected]