Los mexicanos Banorte, Banamex y los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA), éstos últimos públicos, participarán en un programa piloto global para poner a prueba sus carteras corporativas de préstamos ante escenarios de riesgos ambientales como las sequías extremas.

Se trata de un proyecto de la Declaración sobre el Capital Natural (iniciativa financiera global del PNUMA y el Global Canopy Programme) y el diálogo de mercados emergentes sobre el financiamiento verde del gobierno alemán.

Otros bancos que participarán en este proyecto son: el Industrial and Commercial Bank of China; Caixa Econômica Federal, Itaú y Santander de Brasil; UBS de Suiza, y Citigroup de Estados Unidos.

En un comunicado conjunto se detalló que, en un primer paso, el proyecto piloto va a desarrollar un marco analítico para permitir a los modelos de prueba de estrés bancarios incluir escenarios de la resistencia económica de las principales industrias al riesgo de sequías extremas. Se desarrollarán escenarios para cinco países (Brasil, México, China, India y Estados Unidos).

El proyecto, financiado por el Ministerio Federal Alemán para la Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ, por su sigla en alemán), combinará los últimos avances en las ciencias del medio ambiente con las principales técnicas de modelado de riesgos. Se nombró a RMS, empresa global especializada en modelar catástrofes, para desarrollar un modelo de sequía que permita a los bancos comprender su exposición al riesgo ambiental.

Las instituciones financieras, que representan más de 10 billones de dólares en activos, probarán el marco analítico para asegurar el desarrollo compartido de un enfoque sistemático para que evalúen la exposición financiera de sus carteras de préstamo corporativo a sequías extremas.

El proyecto tiene como objetivo informar una agenda más amplia de pruebas de estrés ambiental. Tanto el Financial Stability Board como el grupo de estudio de finanzas verdes del G-20 han destacado a las pruebas de estrés ambiental como un instrumento fundamental para garantizar un sistema financiero sostenible.