La Banca comercial en México prevé modernizar su red de alrededor de 43,000 cajeros automáticos en todo el país, con sistemas de protección eléctrica, entre otros, que protejan a esos equipos y les permitan ofrecer un servicio continuo.

Horacio Aguirre, director comercial de Complet, empresa especializada en protección eléctrica, dijo que las principales instituciones financieras estarían equipando desde este año su red de cajeros con dispositivos UPS, algo de lo que carecen en la actualidad.

Los UPS integrados a esos equipos les permitirán estar protegidos de alteraciones o picos de voltaje que puedan descomponerlos, además de proporcionar un respaldo de energía cuando exista una interrupción de electricidad para, de esa forma, seguir operando y evitar fallas.

Aguirre comentó que en temporada de lluvias es cuando más se llegan a afectar los cajeros automáticos, ya sea por descargas eléctricas o falta de energía, donde incluso se dan casos en que las tarjetas bancarias de los usuarios se quedan atrapadas por interrupción del servicio.

También ya se prevén sistemas de reconocimiento facial y huella dactilar para el uso de estos dispositivos bancarios donde se busca que sean incorporados en un futuro, explicó Aguirre.

El equipar mejor a los cajeros también permite que se extienda su cobertura a poblaciones donde todavía no se cuenta con este servicio bancario, consideró el directivo en un comunicado.

En la actualidad hay registrados en México 45 bancos comerciales, de los cuales 22 tienen cajeros automáticos. Además, 87% de los 43,000 cajeros pertenecen a los siete bancos más grandes.