El llamado banco malo de activos inmobiliarios tóxicos de los bancos españoles, el Sareb, estará operativo el 1 de diciembre, anunciaron la Comisión Europea y el Banco Central Europeo (BCE).

En un comunicado conjunto, las dos instituciones europeas indicaron que llevaron a cabo una misión de evaluación del programa de ayuda al sector financiero español del 15 al 26 de octubre.

Consideró un éxito este programa cuya puesta en marcha ya está en curso .

La misión llegó a un acuerdo con las autoridades españolas sobre aspectos importantes de la arquitectura y del funcionamiento de la futura Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria, lo cual permitirá que esté operativa el 1 de diciembre , precisó el comunicado.

La semana pasada, una fuente del ministerio español de economía indicó que el banco malo recibiría hasta 90,000 millones de euros de activos.

Así, el Sareb se hará cargo de la gestión de los activos tóxicos de la banca y tendrá 15 años de plazo para venderlos. La idea es liberar a la banca del lastre que le impide dar crédito y sacar al mercado pisos a precios más reducidos de los que se están viendo ahora para dinamizar el mercado inmobiliario, que acumula un stock de viviendas nuevas sin vender cercano a las 700,000 unidades.

La Comisión y el BCE indicaron que la situación de España en los mercados financieros mejoró desde la puesta en marcha del programa de ayuda a los bancos este verano.

Precisaron que la reforma del sector bancario, llevada a cabo por las autoridades españolas, parece estar lo suficientemente avanzada para permitir cumplir con el calendario.