Banco Sabadell, uno de los cuatro bancos más importantes de España, inició operaciones como tal en México. Ello, luego de que recibiera la autorización de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el 7 de agosto del 2015.

Esta institución de capital ibérico tiene presencia en México desde 1991 con una oficina de representación, cuando tenía parte de Banco del Bajío. En el 2014, puso en marcha su sofom Sabadell Capital y ahora ya opera como banco.

La CNBV explicó que Banco Sabadell tiene su oficina matriz en la ciudad de México, e inicialmente contará con dos oficinas de negocios, una en el Distrito Federal y otra en Monterrey.

Se enfocará en un primer momento en las necesidades de los segmentos empresariales (medianas y grandes empresas) y después a particulares (personas físicas), a través de la oferta de diversos productos, servicios de crédito y captación, entre otros.

La obtención de esta certificación representa la culminación de una serie de procedimientos y requisitos cumplidos satisfactoriamente. Esto demuestra nuestra capacidad tecnológica, experiencia bancaria y fortaleza financiera para asegurar el servicio de calidad que brindará a nuestros clientes , ha dicho Francesc Noguera, consejero delegado de Banco Sabadell en México.

Para el 2016, Sabadell tiene el objetivo de lograr más de 200 clientes en banca de empresas, a través de la concesión de 105 millones de dólares en créditos para banca de empresas y 1,500 millones de dólares en banca corporativa.

En poco más de un año, la sofom Sabadell Capital compite ya en el top 10 del sector en México, gracias a la colocación de más de 1,000 millones de dólares de financiamiento en varios sectores de la economía mexicana.

A nivel global, Sabadell cuenta con más de 2,900 oficinas, 26,130 empleados y activos totales por más de 205,141 millones de euros, que lo colocan como el cuarto banco privado de España. Con sede en Barcelona, opera en el mercado financiero español desde 1881.

En América, tiene presencia en las ciudades de Nueva York, Miami, Caracas, Bogotá, Sao Paulo, Santo Domingo, Lima y México.

Con Sabadell, son tres los bancos españoles que operan en México.