La banca en México ocupa el tercer lugar dentro de América Latina en registrar mayores ingresos por comisiones como porcentaje de sus ingresos totales, con un promedio de 30%, reveló la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Recientemente, el organismo dio a conocer que los bancos en México cobran más comisiones aquí que (en algunos casos) sus países de origen. Esto llevó a la Asociación de Bancos de México (ABM) a señalar que es una información imprecisa, dado que son diferentes las situaciones.

En este sentido, ahora dio a conocer un comparativo respecto a los países de América Latina.

Uruguay es, de acuerdo con la comisión, el país donde la banca recibe los mayores ingresos, dentro de la región, por comisiones como porcentaje de sus ingresos totales con 42 por ciento.

A la banca de Uruguay le siguen la de Argentina con 41%; México 30%; Ecuador 29%; Perú 28%; Chile 25%; Panamá 21%; Paraguay 20%; Bolivia 19%, y Colombia 7 por ciento.

La Condusef destacó que en el 2017 los ingresos por comisiones de la banca en México ascendieron a 75,103 millones de pesos, cuando en el 2013 sumaron 47,661 millones.

La dependencia refirió que, en los últimos 10 años, la banca en México ha registrado un crecimiento importante en cuanto a su infraestructura y penetración de servicios y productos bancarios.

De esta forma, por ejemplo, la emisión de tarjetas de débito pasó de 24.9 a 68.1 millones, esto es un alza de 173%; mientras que las cuentas de depósito pasaron de 34.6 a 56.8 millones, 64% más; los contratos de crédito personal crecieron 200% al pasar de 4.1 millones a 14.1 millones, y la instalación de terminales punto de venta creció 132%, de 418,000 a 971,000, por mencionar sólo algo.

Por su parte, la ABM ha dicho que no coincide con la postura de la Condusef en el sentido de que hay margen para bajar las comisiones, además de que no se puede hacer este comparativo respecto a países como España, donde el ingreso por intermediación pesa más que las comisiones, pero por una mayor penetración crediticia y porque hay más uso de banca electrónica y móvil.

“El usuario en España está mucho más familiarizado con los medios electrónicos alternos que con las sucursales, que son las que más le cuestan a la banca, y por lo que más cobra en comisiones”, señaló la semana pasada Marcos Martínez Gavica, presidente de la ABM.

Aunado a ello, comentó que las comisiones han aumentado poco en los últimos años y que incluso otras se mantienen en los mismos niveles, además de que hay algunas que ni se cobran.