La banca comercial no asumió riesgos ante la crisis económica que se vive en el país, pese a la liquidez y facilidades que les fueron ofrecidas por el Banco de México (Banxico), refirió Arturo Herrera, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“En circunstancias de incertidumbre, puede ser necesario que haya garantías adicionales a través de un programa de la banca de desarrollo pero, los niveles de garantía que nos pedían los bancos fueron muy altos. Nos estuvieron pidiendo niveles de garantía de 90%, eso quiere decir que la banca comercial no asumió ningún riesgo”, dijo durante su participación en la Reunión Nacional de Consejeros Regionales de BBVA.

Recordó que Banxico otorgó facilidades de liquidez por 750,000 millones de pesos; sin embargo, éstas no han sido utilizadas en su totalidad.

“Nos gusta mucho que la banca esté fortalecida. Hoy ha subido su índice de capitalización de cuando empezó la pandemia de 15 a 17% y eso es muy bueno, pero también es sintomático de que la banca no está prestando”.

En este sentido, apuntó que se debe trabajar en una agenda con la banca para poder aprovechar los recursos que se tienen disponibles.

De acuerdo con la información de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), en agosto la cartera de crédito vigente disminuyó 1.9% en comparación anual, al alcanzar un saldo de 5.4 billones de pesos, mientras que la cartera comercial se ubicó en 3.5 billones de pesos, con una disminución de 1.1 por ciento.

En tanto, la cartera de consumo registró una caída anual de 9.6% al registrar un saldo de 966,000 millones de pesos en el octavo mes del año.

Banca conservadora y cautelosa

“La banca ha desarrollado un papel bastante conservador en cuanto al otorgamiento de recursos. Ha buscado programas de saneamiento para evitar que la cartera vencida crezca porque evidentemente la parte más riesgosa que tienen ahorita es la cartera de los hogares en donde la pérdida de empleo y falta de ingresos está generando presiones muy importantes”, declaró Verónica Arlette Zepeda, catedrática de la Escuela Bancaria y Comercial.

Explicó que, tras la crisis del 95 con el sobre endeudamiento de los hogares, la banca adquirió experiencia sobre este tema, lo cual la mantiene cautelosa ante la situación actual que se vive por la crisis sanitaria y económica del Covid-19.

“En una crisis como la que estamos viviendo, el hecho de que el consumo se contraiga va a acentuar mucho más la crisis. Esta situación haría que la actividad económica se frene, lo que significaría tener una recesión mucho más larga. Lo que parece buscar el secretario es decirle a la banca que cree programas de crédito para el consumo para que éste no se vea frenado”, añadió.

Por su parte, Raymundo Tenorio, catedrático del Tec de Monterrey, precisó que si bien la banca cuenta con liquidez y el gobierno les otorgó las facilidades contables, aún es muy pronto para poder definir si la banca ha hecho bien o mal en las medidas aplicadas.

Respecto a los préstamos, Raymundo Tenorio acotó que muchas empresas buscan primero financiarse con proveedores debido a que con ellos las tasas de interés pueden ser más bajas que cuando se acude a una institución bancaria.

Rebrote, riesgo para la economía

Por otro lado, el funcionario de Hacienda apuntó que el riesgo que existe en estos momentos para la recuperación plena de la economía es el que exista un rebrote, como ha sido el caso de países de Europa y algunas partes de Estados Unidos.

“Lo más importante para la economía es mantener la pandemia bajo control (...) La mejor inversión para que la economía crezca es tener niveles de contagio de la pandemia contenidos”, dijo.

Los primeros lotes de vacunas, si resultan efectivas, estarían llegando en diciembre, y se aplicarían a las personas que trabajan en el sector de la salud y atienden los padecimientos del Covid-19, así como a las personas vulnerables.

“De acuerdo con campañas de vacunación exitosas, al mes se pueden aplicar 10 millones de vacunas. Así se protegerían a esas personas y empezamos a proteger al resto, porque las posibilidades de contagio disminuyen”.