De acuerdo con un análisis de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), BanCoppel es la institución bancaria con el Costo Anual Total (CAT) más alto para el producto de tarjeta de crédito clásica, con 88.3 por ciento.

A ésta le siguieron el producto de Afirme, con un CAT de 70.4%; el de Scotiabank, 61.2%; el de Ixe, 55.3%; el de Banco Walmart, 53.3%; el de BanRegio, 52%; el de HSBC, 49.5%; Banorte, 48.8%; Banamex, 46.3%; BBVA Bancomer, 42.7%; Inbursa, 41.3%; Santander, 37.3%, y BanBajío, 36.2 por ciento.

La Condusef refiere que, con base en datos del Banco de México (Banxico), al cierre del trimestre abril-junio del 2014, se tenían registradas 28 millones 782,126 tarjetas de crédito de las llamadas clásicas; mientras que el estudio Compras de Navidad 2013: Intenciones y expectativas de los consumidores en México y Latinoamérica de la firma Deloitte establece que 40% de las adquisiciones que se hacen en esta temporada se paga con tarjeta de crédito.

Por otra parte, la dependencia detalla que la anualidad más alta en este producto la cobra Banamex en su tarjeta clásica internacional, con un monto de 600 pesos. A su vez Ixe, con la tarjeta Ixe clásica, y Santander, con la tarjeta clásica internacional, cobran la comisión más alta por disposición en efectivo, con 10%; en tanto que Banregio es el único banco que cobra una cuota fija de 200 pesos.

En este sentido, la Condusef exhorta a que si se piensa utilizar la tarjeta de crédito para hacer compras en esta temporada navideña, se aproveche para facilitar pagos, cubrir urgencias o sucesos inesperados. Es de gran ayuda, si es dentro del presupuesto y línea de crédito autorizada .

Sugiere evitar el impulso de dar el tarjetazo sin tomar en consideración la capacidad de pago y advierte que si se usa para cubrir gastos diarios, se puede acumular una deuda difícil de pagar.

Recomienda cubrir puntualmente los pagos, ya que cada vez que se deja de pagar a tiempo aumenta la deuda, además de que puede repercutir en un registro negativo del historial crediticio.

Llama a abonar más del mínimo indicado en el pago mensual para reducir el monto y plazo de la deuda.