El banco Monte Paschi di Siena (BMPS), considerado el eslabón más débil del sistema bancario italiano, anunció este martes un plan de viabilidad que prevé la supresión de 2,600 puestos de trabajo y el cierre de unas 500 agencias.

El objetivo de la entidad, la tercera de Italia y la más antigua del mundo, es alcanzar un beneficio neto de 1,100 millones de euros en los próximos tres años.

NOTICIA: Sector bancario de Italia entra en pánico

En el tercer trimestre de este año el BMPS tuvo pérdidas de 1,150 millones de euros, comparadas con los beneficios de 255.8 millones de hace un año. Contando los primeros nueve meses del año, las pérdidas se elevan a 848.7 millones de euros.

Estos resultados son consecuencia de las reservas extraordinarias del banco de 750 millones de euros para hacer frente a la pérdida de créditos.

El banco, en dificultades desde hace varios años, tuvo beneficios por primera vez en el 2015 (unos 390 millones de euros) tras cinco años de pérdidas.

El plan de viabilidad 2016-2019 ha sido puesto en marcha por Marco Morelli, nuevo presidente del banco desde el 20 de septiembre.

El objetivo es reducir costes con el cierre de cerca de 500 agencias de un total de 2,000 y con la supresión de 2,600 puestos de trabajo a tiempo completo.

El Monte Paschi quiere así rebajar los costes de personal un 9% en los próximos tres años, a un máximo de 1,500 millones de euros.

Los gastos administrativos deberían por su parte reducirse en un 4%, hasta los 710 millones de euros en el 2019, gracias a la racionalización y a la reducción de su red de agencias.

E l banco también quiere valorizar a sus 4.5 millones de clientes relanzando su actividad comercial y acelerar la digitialización de sus servicios.

NOTICIA: Banco italiano Monte dei Paschi se desploma 22% en Milán

El plan también incluye la mejora de la calidad de los créditos y la reducción de riesgos, acelerando la recuperación de créditos no devueltos.

BMPS había anunciado en julio la cesión de 27,600 millones de euros de créditos dudosos y un aumento de capital de hasta 5,000 millones de euros, que podría terminar este año.

La puesta en marcha de estas medidas podría sin embargo verse afectada por el referéndum del 4 de diciembre sobre una reforma constitucional del primer ministro Matteo Renzi que, en caso de derrota, quedaría muy debilitado.

El consejo de administración del Monte Paschi convocó una asamblea general extraordinaria el 24 de noviembre para aprobar el aumento de capital.

A finales de septiembre los créditos dudosos de BMPS se elevaban hasta los 45,600 millones de euros, un aumento de 2,600 millones con respecto a junio.

Los 360,000 millones de euros de créditos dudosos en manos de los bancos italianos, un tercio de los de toda la zona euro, son la principal preocupación del sector financiero del país.

Además la proporción de capital básico (el llamado CET1) del BMPS, un índice que sirve para evaluar a la capacidad de un banco para hacer frente a una crisis, bajó a un 11.49% en septiembre frente al 12.11% en junio.

El Monte Paschi di Siena, que tiene como principal accionista al Tesoro italiano, con un 4%, obtuvo en julio los peores resultados de los tests de estrés de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), un indicador de su vulnerabilidad.

NOTICIA: Cuatro bancos italianos serán rescatados sin fondos públicos

La semana pasada las acciones de BMPS ganaron un 56% en cuatro sesiones, con movimientos de intercambio masivo (de hasta un 36% del capital) a la espera del plan plan anunciado este martes.

Tras el anuncio del plan, las acciones subieron inicialmente este martes en la bolsa de Milán pero luego volvieron a caer cerca de un 20 por ciento.

erp