El sector bancario disminuirá el ritmo de crecimiento del financiamiento para la vivienda en México durante el 2013, debido a la desaceleración de la economía durante el año, por lo que se estima que el incremento del crédito baje de 17% en el 2012 a 10% en el 2013, consideró BBVA Research.

Si bien la demanda de vivienda se mantendrá constante o incluso aumente más, el crédito bancario sí se moderará por la ligera contracción económica que tendrá el país durante el año , aseguró Eduardo Torres, economista senior de BBVA Research y especialista en temas inmobiliarios.

Destacó que pese a que la banca comercial mantuvo un crecimiento de dos dígitos en el financiamiento hipotecario, los institutos públicos cumplieron holgadamente con sus programas anuales de financiamiento.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras, la edificación ha ido perdiendo participación en la producción de la construcción, al final del 2008 aportaba casi 54% del total, mientras que en lo que va del 2012 su contribución es de 45 por ciento.

Los resultados del mercado hipotecario a octubre del 2013, muestran que el total de créditos a la vivienda -que incluyen bancos, hipotecarias y los institutos de vivienda- creció 5 por ciento.

Sin embargo, el Infonavit reporta que durante el 2013 generó 578,396 créditos (incluidos cofinanciamientos), mientras que el Fovissste otorgó hasta noviembre 62,234 créditos, en este último destaca un incremento anualizado de 15 por ciento.

Respecto del monto de financiamiento, el crecimiento real a octubre fue de 8.3%, cifra ligeramente mejor al aumento en el número de créditos; sin embargo, en este rubro el mercado se encuentra en los niveles del 2009.

DECRECEN CRÉDITOS PUENTE

Aunque el crédito puente y los inicios de obra continúan decreciendo, podrían alcanzar el piso en el corto plazo , hizo ver el especialista de BBVA Research.

Tomando en cuenta la colocación anual de nuevas viviendas por parte de los institutos de vivienda y los intermediarios privados suman entre 380,000 y 400,000 casas por año y que a noviembre del 2012 los inicios de obra alcanzaron 370,000 viviendas, BBVA Research hizo ver que se está construyendo en el límite de la demanda.

En la medida en que los inventarios se agoten y que la demanda lo requiera, la construcción de vivienda debería repuntar, aunque sea de forma gradual , mencionó Torres.

Por ello, consideró que el 2013 será un año en el que se debe ser cauteloso dentro del sector inmobiliario, ya que las condiciones económicas y la definición de nuevas políticas públicas serán las que marquen la pauta de la dinámica del sector.

La violencia no es un factor determinante

EL PROBLEMA DE LAS CASAS DESHABITADAS ES MULTIFACTORIAL

El problema de la vivienda nueva abandonada se debe estudiar desde diferentes ángulos, ya que se debe a distintos factores, donde el promedio nacional es de 14% con respecto a la construcción total anual en los últimos cinco años, consideró BBVA Research.

De acuerdo con Eduardo Torres, especialista de la institución financiera, algunas regiones del país bajaron en su actividad económica por la crisis del 2009, principalmente en el norte del país, además de que se está observando una mayor migración a ciertos puntos industriales, como es el Bajío, lo que modifica la dinámica del sector inmobiliario en las otras zonas. Sin embargo, el especialista no consideró a los niveles de delincuencia en algunos estados como un factor que esté afectando el uso de las viviendas.

El año pasado, el mismo banco informó que si bien la delincuencia no era la principal causa de que las casas nuevas se abandonarán a escala nacional, existían regiones con focos rojos, los cuales ya no fueron considerados en el estudio del 2013.

Sin embargo, es necesario identificar y si amerita el caso replantearse las políticas de desarrollo urbano para la construcción de las viviendas, ya que de esto dependerá que se habiten , dijo Torres.

De los 40 municipios más importantes en cuanto al otorgamiento de subsidios, a partir de información del censo de población, del Inventario Nacional de Vivienda y del RUV se desprendió que en términos de la vivienda deshabitada, el promedio es de 22% del total construido.

Así, casos como el del municipio de Tlajomulco, Jalisco, el cual entre el 2011 y el 2012 la construcción de viviendas en esta entidad representó 4.8% del total construido de los 40 municipios con más subsidios para vivienda, el cual recibió 5.2% del total de estos apoyos federales; sin embargo, tenía 34.1% de casas nuevas deshabitadas al cierre del año.

Entrevistado BBVA Research, Víctor Manuel Borras, exdirector del Infonavit, comentó: A veces parece contradictorio, pero en algunos estados de la República tenemos problemas de casas abandonadas y, no obstante, en ese mismo estado hay segmentos de la población que no están siendo atendidos.

Entonces, así como el sector formal se ha atendido, yo diría de una buena manera en los últimos años en cuanto a tener financiamiento para la compra de una vivienda, el Infonavit se puede usar para otros segmentos .

[email protected]