BBVA comenzará formalmente el próximo viernes las negociaciones para reducir su plantilla en España con el fin de hacer frente a unos tipos de interés persistentemente bajos y a un cambio hacia la banca online, según informó en una carta a los empleados.

BBVA, que no ha desvelado el número de puestos de trabajo que probablemente se verán afectados, dijo que los despidos se producirán tanto en su centro corporativo de Madrid como en su red comercial en España.

El banco, que tiene unos 29,300 empleados en España y unos 123,000 en todo el mundo, dijo que necesita reducir costes ante la creciente competencia de las empresas de tecnología financiera que ofrecen servicios de banca online.

En febrero, el diario español Expansión informó de que BBVA estaba considerando recortar unos 3,000 puestos de trabajo en su mercado nacional.

El sindicato CCOO declinó hacer comentarios sobre el plan de reducción de costes de BBVA.

En enero, el consejero delegado del banco, Onur Genc, dijo a los analistas que la entidad crediticia estaba estudiando posibles reducciones de costes en áreas de bajo crecimiento "incluyendo un programa de reestructuración rápida (en España)" en la primera mitad de 2021.

Los bancos españoles y europeos están llevando a cabo diferentes estrategias para recortar costes, ya sea a través de alianzas o de forma independiente, al tiempo que lidian con los efectos de la pandemia de Covid-19.

Caixabank ya ha comenzado a negociar con los sindicatos para recortar personal en España tras su adquisición de la entidad crediticia estatal Bankia.