Autoridades y supervisores participantes del Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero (CESF) reconocieron que persiste el desafío de mantener un flujo de financiamiento adecuado al sistema financiero mexicano ante el menor crecimiento de la economía.

En la segunda reunión del año, que corresponde a la sesión ordinaria número 40, subrayó que “el sistema financiero continúa enfrentando los retos señalados en el anterior comunicado (del 1 de abril), con respecto a la operación de los mercados, el flujo del financiamiento, la contención de los problemas de liquidez y la gestión adecuada de riesgos”.

En el comunicado, el Consejo encabezado por el Secretario de Hacienda, Arturo Herrera, realizó un acercamiento al sistema bancario mexicano en el contexto de lo que consideran será una “recuperación incierta”.

Pese a advertir que el sistema bancario “cuenta con niveles de capital elevados y amplia liquidez que le ayudarán a hacer frente a la coyuntura actual”, reconocieron que “algunas instituciones deben continuar los esfuerzos tendientes a diversificar sus fuentes de financiamiento”.

Así, el Consejo no observó riesgo sistémico en el sector bancario.

También analizaron los riesgos de los intermediarios financieros no bancarios, así como su resiliencia ante situaciones de estrés. Destacaron elementos de fortaleza en casas de bolsa, entidades en los sectores de seguros y finanzas, ahorro para el retiro, así como fondos de inversión, banca de desarrollo, entidades de fomento y otros intermediarios no bancarios”.

Calificación de Pemex y soberana, riesgo

Identificaron a la incertidumbre sobre la recuperación económica nacional así como el riesgo de ajustes adicionales en las calificaciones soberana y de Pemex, como los principales factores de preocupación que tienen las autoridades económicas y financieras que integran al CESF.

Destacaron que este diagnóstico interno se da en un contexto de incertidumbre sobre la velocidad de la recuperación económica mundial, el aumento de la volatilidad de los mercados financieros internacionales y la recomposición de portafolios hacia activos de menor riesgo.

ymorales@eleconomista.com.mx