La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) difundió en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el acuerdo por el que se expiden las disposiciones con las que se señala la clase de préstamos o créditos que las instituciones de seguros y fianzas pueden otorgar a partir de hoy.

Ahí, la dependencia detalla que las instituciones de seguros y fianzas podrán otorgar créditos a personas físicas, destinados a la adquisición, construcción, remodelación o mejoramiento de la vivienda sin propósito de especulación comercial, que sean garantizados con garantía hipotecaria o fiduciaria sobre esos bienes u otros bienes inmuebles o inmovilizados para uso habitacional y ubicados en el territorio nacional.

De igual forma, se refiere en el DOF, estas entidades podrán dar créditos a personas morales o físicas con actividad empresarial, y destinados a su giro comercial, que tengan como garantía: prenda de títulos o valores de aquellos que pueden adquirir dichas instituciones; garantía hipotecaria o fiduciaria, así como quirografaria.

También podrán dar créditos a sus empleados o pensionados, con motivo del ejercicio de prestaciones laborales que otorgue la institución de manera general, con garantía quirografaria, y créditos a sus asegurados, con garantía de las reservas de riesgos en curso de las operaciones de vida con temporalidad mayor a un año.

En el decreto, la SHCP explica que el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 contempla, como una de las líneas de acción establecidas para alcanzar el objetivo de democratizar el acceso al financiamiento de proyectos con potencial de crecimiento, el establecer y perfeccionar las normas prudenciales y mecanismos para evitar desequilibrios y fomentar el crecimiento económico del país.

La posibilidad de otorgar préstamos por parte de las compañías de seguros es una herramienta más de inclusión financiera.

Hacienda vigila

Asimismo, menciona que de acuerdo con la Ley de Instituciones de Seguros y Fianzas, la SHCP cuenta con la facultad de señalar la clase de préstamos y créditos, con o sin garantía real, que pueden otorgar este tipo de instituciones, tomando en cuenta la naturaleza de los recursos que manejan y el destino que deben mantener, con relación al cumplimiento de los objetivos que para tales recursos se prevén, con vista a propiciar que las operaciones sean congruentes con las funciones que le corresponden en el conjunto del sistema financiero del país.

También refiere que las operaciones de préstamo y crédito que hasta la fecha llevan a cabo las instituciones de seguros y fianzas han sido consistentes con las funciones para las cuales fueron autorizadas, así como con el tipo y destino de los recursos que manejan, lo que les ha permitido cumplir las obligaciones que asumen.

Hoy día las poco más de 100 aseguradoras que hay en el país deben cumplir con la norma Solvencia II, que les exige mayor capital para enfrentar riesgos.

[email protected]