El fraude de Ficrea y el incumplimiento de Alta Grupo a sus inversionistas son sinónimos de la falta de educación financiera que existe en la población, sin importar el nivel económico de las personas afectadas, ya que para especialistas, esquemas que ofrecen rendimientos superiores a 10%, como lo hacían estas dos empresas, son un síntoma de que el negocio podría incurrir en un fraude.

Para José María Aramburu, director de la Facultad de Derecho de la Universidad La Salle, las autoridades financieras han enfatizado en los últimos años que cuando un esquema de inversión ofrece 10% de rendimiento anual, los inversionistas deben tomar precauciones, ya que posiblemente se trate de un esquema piramidal.

Las autoridades financieras han indicado en los últimos años que cuando le ofrezcan más de 10% de interés anual, ponga los focos rojos; más de 10% en un rendimiento anual es muchísimo (...). Los certificados de la tesorería hoy en día ofrecen de 3.20 a 3.45% anual; éstos son el indicador del costo del dinero. ¿A honras de qué saldrá una empresa a dar 10% anual? , se cuestionó el también exfuncionario de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Para Enrique Díaz, investigador del Centro de Estudios Espinosa Yglesias, estos esquemas en la actualidad son redituables para quien los estructura, porque los rendimientos que dan entidades bancarias son bajos y la gente busca obtener un mayor beneficio de su dinero.

Hay un mercado donde los rendimientos son bajos, por debajo de la inflación, el público inversionista busca mayores rendimientos, en un contexto de tasas bajas toma inversiones arriesgadas (...), es normal que se generen estas pirámides cuando los rendimientos son bajos , explicó Díaz.

Aramburu acotó que en la actualidad es prácticamente imposible que un instrumento de inversión, que no esté sustentado en una pirámide, otorgue rendimientos por arriba de 10% anual. Para dar un rendimiento atractivo es porque tienes que invertir en un papel bursátil interesante (...), pero es imposible, raramente ofrecerán rendimientos por arriba de 10%, detalló .

Hay muchas empresas de este tipo porque está siendo negocio y la gente que tiene un nivel de educación financiera bajo se deja llevar por los altos rendimientos que están ofreciendo y meten sus recursos , agregó Aramburu.

Otros delitos

El exfuncionario de la Condusef aseguró que las pirámides de inversión a gran escala, además de incurrir en un acto fraudulento, conllevan otro tipo de delitos, como captación ilegal, si es que la entidad no está autorizada para recibir depósitos del público en general y lavado de dinero, pues no se tiene la certeza de cómo se utilizan los recursos obtenidos.

La ley es clara. En la Ley de Instituciones de Crédito, en su artículo 103, se dice: ninguna persona (que no esté autorizada) puede captar recursos del público inversionista a través de operaciones de depósito, y quien quebrante ese artículo incurre en un delito , acotó.

Aunque Ficrea era una entidad autorizada para captar, defraudó a más de 6,800 ahorradores mediante un esquema piramidal; sin embargo, para Aramburu es muy complicado que existan otros casos de esta naturaleza dentro del sistema financiero formal, debido a la supervisión de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Una institución debidamente autorizada que otorga arriba de 10% es una aguja en un pagar , puntualizó el académico.

Además, indicó que hay muchas empresas que operan en el país sin autorización de la CNBV, que ofrecen esquemas de ahorro e inversión y que de un día para otro desaparecen, defraudando a miles de personas. Hay que tener cuidado con aquellas empresas en las que se invierte y no tienen la autorización correspondiente .