Analistas privados subieron su pronóstico para la inflación de México al cierre del 2012 a un 3.88 por ciento, su mayor nivel en más de dos años pero aún congruente con las estimaciones oficiales, según un sondeo del banco central difundido el jueves.

La cifra contrasta con el 3.79% recabado en el sondeo previo mensual del Banco de México (central) y representa su mayor nivel desde enero de 2010, según los registros hasta ese año difundidos por la entidad monetaria.

Según un promedio de las proyecciones de 27 analistas, la inflación general de México hacia el 2013 se ubicaría en un 3.68%, tal y como lo contempla la autoridad monetaria.

El banco central mexicano espera que la inflación oscile en los próximos dos años entre 3 y 4%, dentro de su objetivo oficial del 3% +/- un punto porcentual.

Con la inflación local relativamente estable y las condiciones globales aún riesgosas, una mayoría de los analistas proyecta una estabilidad en la tasa clave de interés, de 4.50%, por un largo periodo.

Además, la economía mexicana verá una desaceleración este año.

Según el sondeo, los analistas también elevaron su pronóstico para la expansión del Producto Interno Bruto (PIB) este año a un 3.34%, desde un 3.33% previo.

La economía mexicana, la segunda mayor de América Latina, se expandió un 3.9% en el 2011.

RDS