Durante los primeros nueve meses del año, el ahorro voluntario y solidario presentó un crecimiento de 27%, respecto a lo que se reportó en el mismo periodo del 2018, con lo que acumularon recursos por 87,392.5 millones de pesos, de acuerdo con información de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar). Asesores financieros coincidieron en que dicho incremento se puede deber a que muchos trabajadores tanto de sector público como del privado están prefiriendo ahorrar en vez de gastar ante la complicada situación económica y laboral que se vive en el país.

“Hay muchas personas que prefieren ahorrar en vez de gastar, porque si el día de mañana se quedan sin empleo, cuentan con ese guardadito, con lo que postergan sus compras y por eso también vemos que la situación del consumo en el país no va muy bien”, expuso Carlos López Jones, director de Consultoría en Tendencias Económicas y Financieras.

En este sentido, Carlos Peña, asesor de planes de retiro de GNP, comentó que, ante dichas situaciones, algunas personas buscan mecanismos para hacer crecer su dinero, y las afores son de los pocos instrumentos a los que la población tiene acceso, sin tener que destinar muchos recursos.

“Las personas que tratan de informarse saben que las afores les dan buenos rendimientos y por eso ahorran, y como, además, ofrecen mecanismos accesibles, como poder realizar aportaciones en tiendas o en el celular y con montos de 50 pesos, la gente se anima a ahorrar”.

Crecen rendimientos más de 2 puntos

En los primeros nueve meses del año, el rendimiento promedio que dieron las afores en el ahorro voluntario fue de 8.34%, lo que significó un crecimiento de 2.61 puntos porcentuales, respecto de lo que ofrecieron en el mismo periodo del 2018.

Uno de los 11 fondos de ahorro voluntario que tiene XXI Banorte otorgó el rendimiento más alto en 9.46%; mientras que Sura, que tiene tres fondos, dio un rendimiento de 7.34%; Profuturo en uno de sus dos fondos pagó un rendimiento de 7.84% y Citibanamex, que tiene sólo un fondo, registró un rendimiento de 8.34 por ciento.

Peña mencionó que uno de los beneficios de hacer aportaciones voluntarias es que el trabajador puede tener acceso a ese dinero, después de dos meses de haber hecho la primera aportación voluntaria, en caso de que sus aportaciones se hayan hecho bajo un contrato de corto plazo.

Si su ahorro lo decidió hacer en el mediano plazo, podrá disponer de su ahorro después de cinco años de haber hecho la primera aportación.

XXI Banorte y pensionissste, las de más ahorro voluntario

De acuerdo con la Consar, dos afores (XXI Banorte y PensionISSSTE), de las 10 que conforman el mercado, concentran 52% del ahorro voluntario total que hay en el mercado, con un total de 45,109 millones de pesos; mientras que afore Azteca apenas representa 0.3% del ahorro voluntario total, con 282.4 millones de pesos.

López Jones explicó que esta brecha se debe a que las dos primeras afores registran a personas que tienen un mayor nivel de ingresos y que por tanto tienen mayor margen para ahorrar; mientras que Azteca registra a trabajadores que tienen un nivel salarial bajo e inconsistente, por lo que tienen poco margen para ahorrar.

“Para una persona que gana entre 10,000 y 12,000 pesos mensuales es muy complicado poder ahorrar, mientras que las personas que tienen ingresos entre 30,000 y 40,000 pesos tienen más espacio para ahorrar y lo hacen”.

Los expertos concluyeron que, si bien para muchas personas es complicado ahorrar para el retiro, es necesario que se genere una conciencia de que todos llegarán a la tercera edad y que para vivir adecuadamente en esa etapa es necesario empezar a ahorrar desde joven.

[email protected]