Una agencia de regulación financiera estadounidense, la Finra, anunció que multó en 575,000 dólares al Deutsche Bank por su conducta en torno a la ejecución de órdenes de venta de acciones a descubierto.

Un operador de bolsa de Boston (Massachusetts, noreste), National Financial Services (NFS), también fue multado en 350,000 dólares por los mismos motivos.

La venta a descubierto es una técnica bursátil que permite embolsar un beneficio gracias a la baja del precio de una acción. El vendedor al descubierto pide prestada una acción y la vende a un precio inferior, esperando que cuando la adquiera para devolvérsela a su propietario tenga una cotización todavía inferior a la que la vendió, embolsando la diferencia.

La Finra, autoridad regulatoria del sector financiero, explicó que "varias veces por mes" entre marzo del 2006 y enero del 2008, el Deutsche Bank realizó ventas al descubierto sin asegurarse previamente de que las acciones estarían disponibles para ser pedidas en préstamo.

En cuanto a NFS, el sistema de comprobación fue deliberadamente desactivado cuando se trataba de órdenes pasadas por los 12 principales clientes del establecimiento. La sanción cubre el periodo que va de enero del 2005 a agosto del 2008.

La Finra multó el mes pasado a Citigroup en 650,000 dólares por no cumplir sus obligaciones de supervisión e información en el marco de las ventas a descubierto, entre enero del 2005 y el 30 de noviembre del 2008.

RDS